EDAR de Arroyo Quiñones en Madrid



04/12/2013
Archivado en: Agua ,

Situada en el término municipal de San Sebastián de los Reyes, en la cuenca del río Jarama, se encuentra la EDAR de Arroyo Quiñones. Esta estación depuradora trata un caudal de 45.700 m3/día con una carga de 172.500 habitantes equivalentes. El agua residual procede de las poblaciones madrileñas de Algete, Alcobendas y del propio término municipal donde se ubica la planta.

 

Propiedad de Canal de Isabel II Gestión, pertenece a la segunda fase del Plan de Saneamiento y Depuración de la Comunidad de Madrid (PSD), y se licitó por un importe de 18.550.537,82 euros. Se construyó en plazo y forma entre febrero de 2010 y marzo de 2012, por la UTE de las empresas SADYT y SACYR.

 

Para la ejecución de esta depuradora se movieron 95.000 metros cúbicos de tierra, se emplearon 15.000 metros cúbicos de hormigón, y 1.520 toneladas de acero, instalándose 220 metros lineales de marcos prefabricados de galería transitable de 4 m2 de sección útil para servicios, y 800 metros de tuberías de PRFV de diámetros 800 y 1.000 mm en las conexiones entre elementos.

 

El criterio adoptado para la implantación fue buscar la simetría de los elementos y la linealidad del proceso. Persiguiendo la menor afección a nivel de impacto visual, soterrando varios edificios bajo el nivel de urbanización y utilizando materiales y colores afines al entorno. El diseño considera la ejecución tanto de futuras ampliaciones de las líneas de proceso, como de la incorporación de un tratamiento terciario y de una planta de cogeneración para aprovechar el biogás generado, con las menores interferencias a la planta actual. 

 

LÍNEA DE AGUA

 

Pretratamiento y decantación primaria

 

Entre la medida de caudal y la entrada a la planta, el colector de diámetro 1,2 metros dispone un aliviadero de emergencia con un tamiz de vertedero auto-limpiante de 8 metros de longitud, equipado con una luz de malla perforada de 3 mm, que retiene y devuelve al flujo de entrada a la instalación los sólidos de mayor tamaño contenidos en las avenidas de agua que superen el caudal punta de la depuradora.

 

Es ahora cuando comienza el verdadero proceso de depuración del agua. El primer desbaste se lleva a cabo mediante una cuchara bivalva de 300 l de capacidad equipada en un puente-grúa de 5 t que da servicio al edificio principal, y que retira los residuos que decantan en el pozo de gruesos además de los que no logran pasar la reja fija de 100 mm de luz construida con raíles ferroviarios. Posteriormente, los tamices automáticos de gruesos de 30 mm retiran del agua que se dirige al bombeo de agua bruta, los trapos y detritus de gran tamaño a un tornillo prensa, que los seca y compacta. 

 

El sistema de bombeo de agua bruta está diseñado para adaptarse a las fluctuaciones de caudal en horas valle y horas punta con dos bombas pequeñas de 986 m3/h y tres grandes de 2.000 m3/h. controladas con variadores de velocidad que evitan saltos bruscos del caudal a tratar. Los impulsores de estas bombas se han elegido para poder bombear sólidos de hasta 110 mm y construidos en materiales que resisten la abrasión de las arenas.

 

Dos tamices de escalera construidos en acero inoxidable “dúplex” de 3 mm de paso desbastan finalmente el agua que accede a las dos canales aireados de desarenado y desenmulsionado de 18 metros de longitud, en los que se barre la superficie hacia el concentrador de flotantes y las arenas decantadas al clasificador de arenas mediante bombas verticales 45 m3/h y de rodete de especial dureza. 

 

El agua pretratada se dirige con dos tuberías de diámetro 1.000 mm al centro de una arqueta de reparto por vertedero de forma hexagonal, que en su parte externa, también recoge el agua proveniente de los decantadores primarios de 31,5 metros de diámetro. Antes de enviarla al tratamiento biológico, se utiliza la señal del medidor de caudal DN800 colocado entre la mencionada arqueta y los reactores, para controlar una compuerta automática que regula el volumen que accede al tratamiento.

 

Tratamiento biológico y clarificadores

 

El tratamiento secundario se realiza mediante un proceso por fangos activos avanzados con reducción de nutrientes por vía biológica.

 

Teniendo un techo de tratamiento de 3.330 m3/h con las 3 líneas, cada reactor (58 x 22 metros y 6 metros de altura útil) está dividido en cuatro zonas, anaerobia (9,6 metros), anóxica 1 y 2 (11,5 metros) y óxica (25,35 metros), consta además de 2 recirculaciones internas con bombas de hélice horizontales que transportan el licor mezcla desde la zona óxica a la anóxica 1, y otra desde la anóxica 2 a la anaerobia. 

 

En las tres primeras zonas se han instalado agitadores sumergidos que evitan la decantación del fango y favorecen la homogenización del licor mezcla y en la zona óxica se han instalado 3.168 difusores de alto rendimiento para transferir el óxigeno demandado por el proceso, producido por soplantes trilobulares de 5.500 Nm3/h y 160 kW de potencia instalada

 

El rendimiento obtenido total en el biológico se refleja en la tabla 1.

 

Para completar la eliminación de fosforo del proceso, se ha instalado un sistema de dosificación de cloruro férrico, con cuatro bombas peristálticas que bombean hasta 50 m3/h y que aspiran de 2 depósitos de 20 metros cúbicos de polietileno de doble pared.  

 

La recirculación externa se realiza desde el fondo de los clarificadores hasta la zona anóxica 1 mediante cuatro bombas de 1.000 m3/h ubicadas en la sala de bombeo de fangos. Los decantadores mencionados tienen 37 metros de diámetro y poseen una recogida de fango decantado por succión.

 

Una vez clarificada, el agua resultante se reúne en la arqueta de salida y es vertida al río Jarama previo paso por una fuente de presentación.

 

Control continuo

 

Esta planta depuradora, se concibió desde un primer momento como una evolución de los sistemas convencionales de depuración, y para ello, se dotó de los sistemas más modernos de control continuo de monitorización de los parámetros claves en el proceso, Nitrato y Amonio en los reactores biológicos, con los que controlar la aeración y las recirculaciones de las balsas. Y medida de ortofosfatos en fuente de salida, con el que controlar y optimizar la dosificación de cloruro férrico.

 

Estas medidas instantáneas sin necesidad de realizar analíticas en el laboratorio, junto a la instrumentación habitual de este tipo de procesos, agiliza la toma de decisiones por el explotador dando una visión real en cada momento de la situación del sistema.

 

(Descargar para seguir con la lectura)

 

 

Carlos Pernaute Monreal, Dirección de Obra - CANAL DE ISABEL II GESTIÓN
Regina María García-Peñuela Negrón, Jefa División de Depuración Metropolitana Periférica - CANAL DE ISABEL II GESTIÓN
Sergio Herráez Nieto, Responsable Obra Civil - SADYT
Alberto Díaz Gutiérrez, Responsable Equipos Mecánicos - SADYT
Ander Guerediaga Zuriarrain, Responsable Equipos Eléctricos - SADYT

 

 

Reportaje publicado en el Nº167 Mayo - Junio 2013

 

Puedes descargar el Reportaje completo aquí

Tags: .

2090

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.