Eficiencia en el proceso de tratamiento de la fracción orgánica de los residuos municipales



07/11/2015
Archivado en: Residuos , Nº179 Noviembre-Diciembre 2014

La fracción orgánica de los residuos municipales (FORM) comprende residuos procedentes de hogares particulares y residuos similares de otros establecimientos que los municipios recogen junto con la basura doméstica. Estos residuos constituyen entre el 30 y 50% de la masa total de los residuos sólidos municipales (RSM) (Giró, 2003; Mor y col., 2006; Hristovski col., 2007). Tal como se estipula en la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo, es necesario reducir la entrada de materia orgánica no tratada en los vertederos controlados; la recogida selectiva es una buena alternativa para alcanzar este objetivo. En Catalunya, la recogida selectiva se desarrolló a partir de la ley reguladora de los residuos 6/1993 del 15 de julio. En el año 2012, se generaron alrededor de 1,5 millones de toneladas de residuos en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), de los cuales 190 mil toneladas correspondieron a la FORM provenientes de la recogida selectiva (AMB, 2012). En el Ecoparc 2, ubicado en el polígono industrial Can Salvatella en Montcada i Reixach, se trata alrededor del 46% de la FORM procedente del AMB. El tratamiento consiste en las siguientes etapas (Figura 1):

1. Pretratamiento:este proceso consiste en la separación manual y mecánica de los impropios presentes en la FORM que entra al Ecoparc 2. El pretratamiento se inicia cuando el pulpo mecánico coge FORM del foso y lo envía a las cintas de transporte que llevan el material a la cabina de triaje. En ésta se separan manualmente objetos voluminosos, vidrio y otros impropios. A continuación, el material pasa por un triturador que homogeniza el tamaño del material. El material triturado se envía a un tromel que tiene una malla con aperturas cuadradas de 80 mm. El material con un tamaño mayor a 80 mm se envía a la línea que trata la fracción resto para recuperar el material que pueda ser reciclable (PET, PEAT, briks, aluminio, etc.). El hundido de tromel o material con un tamaño menor de 80 mm pasa por un electroimán para separar los materiales férricos. Es este material libre de férricos el que pasa a la etapa de biodigestión anaerobia.

2. Biodigestión anaerobia: Se utiliza el proceso Valorga vía seca mesofilico con una temperatura entre 37 y 39 ºC y un tiempo de estancia del material en los biodigestores de aproximadamente 28 días. El objetivo de esta etapa es degradar la materia orgánica y producir simultáneamente biogás, que ha su vez se utiliza en motores de cogeneración para generar electricidad. Esta etapa se inicia con la entrada de la FORM libre de impropios proveniente del área de pretratamiento en la tolva de mezclado. La FORM se mezcla con parte del efluente proveniente del biodigestor (digerido) y con vapor de agua para homogeneizar y elevar la temperatura del material de entrada. El resto del digerido pasa a la siguiente etapa de tratamiento.

3. Etapa de deshidratación: En esta etapa se deshidrata el digerido mediante una doble etapa de separación de fases solida y líquida. En una primera etapa, el digerido se deshidrata en una prensa de tornillo con una apertura de malla circular de 3 mm. En esta fase se obtiene un sólido de prensa y líquido de prensa. El líquido de prensa se envía a la centrífuga, y donde se adiciona un floculante en un relación 9:1 (líquido de prensa: floculante, v/v). Con el centrifugado se obtiene un líquido de centrífuga, que se envía a la depuradora para tratarse como un agua residual, y un sólido de centrífuga. Los sólidos de prensa y de centrífuga son enviados a un área denominada playa para su mezclado y posterior compostaje.

4. Compostaje: Este proceso se realiza sobre una mezcla de sólido de prensa, sólido de centrífuga y poda (1:2:2 v/v/v Sp:Sc:Poda). La mezcla es introducida en los túneles de aireación forzada donde permanecen habitualmente durante un periodo de 3 a 4 semanas. Sin embargo, en función de las características del material, el tiempo de permanencia en los túneles puede variar. Además, se realiza un volteado semanal al material para homogeneizar la temperatura y facilitar la oxigenación de toda la masa. El objetivo del proceso de compostaje además de estabilizar la materia orgánica y obtener compost comercializable, es el de alcanzar temperaturas termófilas para higienizarlo, y disminuir su humedad; objetivos que no siempre se alcanzan debido a su alta humedad y que la materia orgánica del digerido ya está parcialmente estabilizada. 5. Afino: Consiste en una separación mecánica del material de salida de los túneles de compostaje hasta obtener un compost de tamaño de partícula menor a 10 mm. Con la ayuda de una pala mecánica, se introduce la mezcla compostada ó compost “bruto”, a un alimentador que a través de una cinta transportadora lo introduce en un tromel con una apertura de malla de 20 mm. En este punto hay un rechazo del tromel y una hundida de tromel. El hundido pasa a una mesa densimétrica que separa el material en tres fracciones: 1) finos, 2) arenas y 3) salida mesa densimétrica. Esta última se tamiza en una criba de 10 mm y se separa en dos fracciones, compost mayor a 10 mm y compost menor a 10 mm. El compost menor a 10 mm es el considerado compost comercial.

Descargar aquí para seguir con la lectura.

Tags: .

619

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.