ACCIONA Agua operará la planta de tratamiento térmico de fangos de la depuradora de Rubí


316

29/07/2015
Archivado en: Agua , Otros , España

ACCIONA Agua ha resultado adjudicataria del contrato para la explotación, conservación y mantenimiento de la planta de tratamiento térmico eficiente de fangos de la depuradora de Rubí, dependiente de la Agencia Catalana del Agua (ACA).

 

La planta de secado térmico de Rubí dispone de una capacidad de tratamiento de unas 30.000 toneladas anuales de fangos deshidratados. El principal objetivo del proceso es la reducción de masa y volumen, la higienización y estabilización del fango seco resultante. Este fango seco posee un valor añadido al ser apto para su revalorización energética como combustible, principalmente en plantas cementeras. El calor necesario para el proceso lo aportan los gases de combustión de la planta de cogeneración compuesta por dos motores de una potencia eléctrica unitaria de 3.000 KW y una capacidad de producción eléctrica total de 6 MW.

 

Se trata de la segunda vez que ACCIONA se adjudica este contrato de operación y mantenimiento en los últimos cinco años. En esta ocasión, el servicio se ha comenzado a prestar a partir del 1 de julio y tendrá una duración de un año prorrogable a otro más, con una facturación estimada de más de 5 Millones de euros anuales, considerando la venta de energía eléctrica producida.

 

ACCIONA ya ha construido y explotado varias plantas de tecnología similar en diversas localidades españolas, entre otras en Loeches (con una capacidad de tratamiento de 105.000 toneladas al año, una capacidad de evaporación de 10 toneladas por hora y una producción de energía eléctrica de 18 MW) y en Fuengirola (con una capacidad de tratamiento de 24.000 toneladas anuales y una capacidad de evaporación de 2,3 toneladas a la hora.

 

En los últimos meses, ACCIONA Agua ha intensificado su presencia en Cataluña con los contratos para la renovación del servicio de explotación, conservación y mantenimiento de los sistemas de saneamiento de la comarca del Montsià; la conservación, mantenimiento y explotación de los sistemas de saneamiento de la comarca de la Conca de Barberá (Tarragona); y  la conservación, mantenimiento y explotación de las depuradoras del Grupo La Llagosta, estaciones de bombeo de aguas residuales y red de colectores del Consorcio para la Defensa de la Cuenca del Río Besós (CDCRB). Estos contratos prevén una facturación conjunta estimada de 12 millones de euros.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.