Aguas de Alicante reduce un 64% su huella de carbono en cinco años a través de la mejora de la eficiencia energética


163


Aguas de Alicante ha apostado desde hace años por mejorar el desempeño energético a través de la puesta en marcha de iniciativas que han permitido un control sistematizado de los consumos, una mayor eficiencia en el uso de energía y combustible y la reducción de impactos ambientales y huella de carbono.

 

 

 

Esta apuesta, según ha declarado Amelia Navarro Jefa del Departamento de Sistemas de Gestión y Seguridad y Salud Laboral, “es imprescindible en el sentido de que el 8% de toda la energía generada en el planeta se utiliza para extraer, tratar y transportar agua. Y a la vez el agua es necesaria para la producción de energía. Por lo tanto, la estrecha relación entre estos dos conceptos, obliga a hacer un uso responsable de los mismos”.

 

 

 

El pasado diciembre, Aguas de Alicante se certificó con la norma ISO 50001 de Gestión de la Energía. Este sistema de gestión persigue el análisis por parte de la organización de todos los puntos de consumo, el estudio de aquellos más significativos y el establecimiento de planes de mejora para reducirlos. El alcance del sistema implica al ciclo integral del agua y a toda la organización, teniendo en cuenta desde los bombeos de las captaciones de agua hasta las oficinas, pasando por la distribución a todas las poblaciones donde se presta el servicio, telemandos, vehículos, conservación de la red y bombeos de saneamiento. También se han incorporado criterios de eficiencia energética en la elaboración de proyectos para la construcción de nuevas instalaciones.

 

En los años en los que la compañía lleva trabajando por la eficiencia energética se ha apostado por la contratación de energía verde en la mayoría de puntos de consumo, la optimización de los consumos energéticos en captaciones y la mejora de la eficiencia energética en oficinas mediante la instalación de sistema de gestión y control automatizado de iluminación y climatización. Cabe destacar que para la renovación de flota de vehículos se han establecido criterios de eficiencia energética como el bajo consumo y que las emisiones se encuentren por debajo de los 120 grCO2/Km. También se han incorporado estos criterios en la selección de proveedores y se ha analizado la huella de carbono desde el año 2007.

 

Además se han realizado auditorías energéticas en distintos bombeos de agua potable y saneamiento y se han llevado a cabo las inversiones necesarias para optimizar consumos donde se ha detectado una posibilidad de mejora.

 

Todas estas medidas aplicadas por Aguas de Alicante han permitido una reducción de consumo de energía eléctrica de un 18%, la disminución de consumo de combustible en un 8,5% y la reducción de la huella de CO2 de un 64% en cinco años.

 

Con esta certificación, ya son cinco las normas que acreditan el Sistema de Gestión de Aguas de Alicante y el compromiso de la empresa con la mejora continua en su gestión, ISO 9001 en materia de calidad, ISO 14001 por su compromiso medioambiental, OHSAS 18001 relativa a la Seguridad y Salud Laboral, ISO 17020 por la Inspección de Control de Vertidos y la ya mencionada ISO 50001 de Gestión de la Energía.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.