Ardiles señala a la depuración como una de las prioridades del Gobierno en la presentación de una guía técnica sobre sistemas MBR


126


La directora general del Agua del MAGRAMA, Liana Ardiles, asistió ayer a la presentación de una guía técnica elaborada por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) sobre una nueva tecnología de depuración, basada en la implantación de biorreactores de membrana. En el transcurso de la presentación Ardiles ha señalado que la depuración de las aguas residuales es una de las “líneas prioritarias” del Ministerio en materia de agua.

 

 

Según destacó Ardiles, “una de las metas que nos marcamos al inicio de esta legislatura fue progresar en la consecución de los objetivos ambientales y depurar adecuadamente las aguas residuales urbanas es clave en la consecución de este objetivo. La meta fijada por el Ministerio para alcanzar nuestros objetivos ambientales es conseguir que en 2021 el 74% de las masas de agua alcancen el buen estado y que, antes del finalizar 2027, sea el 93% las que alcancen esta definición”. 

 

 

Para cumplir este objetivo existen diversas líneas de trabajo, a corto, medio y largo plazo. “Una de las más relevantes, y en la que venimos trabajando desde el inicio de legislatura, es la que comprende las medidas en materia de saneamiento y depuración, que vamos a potenciar a lo largo del próximo año”, ha explicado.

 

Ardiles ha destacado que los proyectos de inversiones previstos para el período 2015-2021 contarán con financiación europea y que, para 2015, y gracias al Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (“Plan Crece”), se van a iniciar las primeras actuaciones, a través de todos los gestores del agua.

 

 

Nuevos tratamientos de depuración

 

Por otro lado, la directora general del Agua ha hecho un llamamiento al fomento de nuevas tecnologías en depuración “que nos permitan alcanzar nuestros objetivos de una manera más eficaz y más eficiente, porque la recuperación del buen estado ecológico se ha convertido en unos de los objetivos principales de la planificación hidrológica, y la depuración es clave para ello”.

 

A su juicio, y dado el contexto de escasez de agua en el que vivimos, hay que utilizar nuevos tratamientos de depuración “que nos permitan dar un nuevo uso a las aguas tratadas, lo que exige, a su vez, investigar en la búsqueda de tratamientos innovadores de depuración que permitan la eliminación de  los nuevos contaminantes que genera la sociedad actual”.

 

Es por ello que el sector de la depuración de aguas “tiene que ser tremendamente dinámico” y las “Administraciones responsables debemos ser capaces de disponer del conocimiento suficiente sobre estas tecnologías emergentes con objeto de poder tomar las decisiones adecuadas”.

 

Ardiles ha agradecido el trabajo del CEDEX, que, con la colaboración de otras instituciones públicas y privadas que gestionan un número muy importante de este tipo de instalaciones –como la Agencia Catalana del Agua (ACA), la Empresa de Saneamiento de Murcia (ESAMUR) y el Instituto de Investigación del Agua (ICRA) – ha elaborado una guía que aborda una de las tecnologías más novedosas y avanzadas que existen en depuración de aguas residuales urbanas.

 

A juicio de Ardiles, “todas estas instituciones han conseguido plasmar en esta guía, además de sus conocimientos, las experiencias de los profesionales que con sus aportaciones han conseguido, a lo largo del tiempo, optimizar los Biorreactores de Membranas (MBR) mejorando su funcionamiento y su diseño”.

 

El resultado es un libro “eminentemente práctico que resultará útil para todos aquellos que desde diferentes perspectivas trabajan en el mundo de la depuración”, ha añadido, concluyendo que este documento “viene a cubrir una clara necesidad del sector en España”.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.