Arranca la nueva planta del CTR del Solsonès, pionera en Cataluña en la recuperación de los materiales depositados en vertedero


581


El secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Josep Enric Llebot, el director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Josep Maria Tost, el presidente del Consejo Comarcal del Solsonès, Joan Solà, y el alcalde de Clariana de Cardener, Francesc Rovira, han inaugurado la planta de pretratamiento y compostaje del Centro de Tratamiento de Residuos del Solsonès, situado en Clariana. Estas instalaciones, anexas al depósito controlado ya existente, estarán dedicadas básicamente al tratamiento de la fracción orgánica de los residuos municipales, residuos vegetales, la fracción resto de los residuos domésticos, y lodos provenientes de estaciones depuradoras de aguas residuales. También incluyen un aula ambiental, de carácter divulgativo, un mirador, y una estación meteorológica.

 

El titular del servicio es el Consejo Comarcal del Solsonès, y las obras, que han tenido un coste de 2 millones de euros, las ha financiado íntegramente la Agencia de Residuos de Cataluña. La agencia también ha subvencionado con 50.000 euros el arreglo del camino de acceso a la instalación y del camino de acceso a las balsas.

 

La planta de Clariana se caracteriza por la robustez y simplicidad tecnológica, por su flexibilidad y capacidad de adaptación a las condiciones cambiantes, y por la contención de los gastos de gestión. Por su concepción y versatilidad, y por las características del ámbito en que da servicio, toda la comarca del Solsonès y Cardona (Barcelona), se considera un proyecto pionero e innovador en Cataluña.

 

Desde el proyecto inicial para la creación de esta instalación, en 2007, se ha ido reformulando a la actual situación de una menor generación de la fracción resto de los residuos, derivada del contexto de crisis y del incremento de la recogida selectiva. También ha pasado a contemplar el tratamiento de los residuos orgánicos en la propia comarca. Se ha planteado una instalación modular, flexible y polivalente para poder tratar estas fracciones, además de los lodos de depuradoras y, con carácter piloto, la fracción resto ya depositada, lo que abre la vía a recuperar materiales de los residuos, y reducir impacto asociado a la presencia de residuos biodegradables en el vertedero (reducción de lixiviados y emisiones de gases).

 

 

La "minería de vertederos", una oportunidad para el aprovechamiento de recursos

 

Esta instalación integra en cada una de sus fases la promoción de los residuos como recursos para la producción de materiales que se pueden integrar de nuevo en los procesos productivos, para avanzar efectivamente hacia la economía circular.

 

La Agencia de Residuos de Cataluña, sin embargo, ha querido ir más allá del tratamiento previo de los residuos, lo que se hace antes de depositarlos en el vertedero. Por ello ha apostado por un diseño destinado a posibilitar el desarrollo de Landfill mining o minería de vertederos, que es el proceso de recuperación de materiales residuales de los depósitos controlados para un uso posterior como materiales secundarios y, cuando no es posible, para su reaprovechamiento energético.

 

De esta manera, la planta de Clariana se convertirá en la primera del país en experimentar con esta técnica. La implantación de la minería de vertederos puede significar un impulso económico para nuestro país, propiciar la creación de puestos de trabajo, favorecer la reducción de la dependencia exterior de algunas materias primas, y contribuir a los objetivos de mitigación del cambio climático, con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.