Arranca la ESE industrial más grande de España con la puesta en marcha de su planta de biomasa de 20 MW de energía térmica


242


La compañía LSolé acaba de hacer público que su participada Airspeed Nuevas Tecnologías, la Empresa de Servicios Energéticos (ESE) más grande que se ha constituido en España para la generación térmica industrial, ultima la puesta en funcionamiento de su planta de biomasa renovable de 20MW térmicos con una inversión prevista de alrededor de 4 millones de euros. Según las estimaciones de LSolé, esta caldera es la más grande de España para generación de vapor de proceso industrial y su capacidad permitiría atender las necesidades de energía térmica -calefacción y agua caliente- de más de 3.400 viviendas. La producción de energía térmica anual será cercana a los 100.000 Mw.

 

 

Venta de energía

 

LSolé Bioenergía es una sociedad filial liderada por LSolé junto a otros partners, que tiene como objetivo el promover proyectos de venta de energía (ESE / ESCO), captando inversores –su rentabilidad mínima contractual supera el 11%- y seleccionando los suministradores de los equipos. Hace aproximadamente un mes se ha añadido como nuevo socio a Airspeed Nuevas Tecnologías un family office internacional que ha tomado como inversión financiera un 30% de la participación. Para la demanda de alta intensidad energética térmica industrial, la ESE es un vehículo prudente de compra de energía con el que dar el cambio fósil a renovable y así internalizar la energía como ventaja corporativa estratégica. En este caso, el usuario realizaba cogeneración mediante gas y por la reforma energética se aceleró el cambio a producción de energía térmica renovable.

 

 

Estabilidad energética

 

Airspeed está constituida al 50% entre LSolé Bioenergía y Papelera de La Alquería y, una vez transcurrido el contrato de suministro de energía por cinco años, se transmitirá la propiedad de la planta de biomasa al consumidor industrial, Papelera de La Alquería. Dicha planta está situada en la población de L'Alqueria d'Asnar y en ella se realiza la producción de 30 tn/h de vapor a una presión de trabajo de 14 bar mediante la caldera de biomasa. La planta tiene una disponibilidad garantizada por contrato de 8.208 horas al año y la remuneración por el suministro del vapor aplica un descuento de alrededor del 20% sobre el coste actual de generación a partir de gas. Una vez entregada la propiedad de la planta tras dichos cinco años, el ahorro en energía térmica para el usuario se aproximará al 50% (si no se incrementa el precio del gas).

 

Por todo ello, Papelera de la Alquería, empresa de reciclados de cartón que abastece de bobinas a la totalidad de las plantas del grupo Hinojosa al que pertenece, sale reforzada como uno de los proyectos industriales más importantes de la Comunidad Valenciana al obtener un ahorro respecto al precio del combustible fósil, el gas natural (el precio medio de generación térmica con la biomasa en el mercado estaría en 17 €/MWh y el del gas aproximadamente en los 40 €/MWh). Además del ahorro respecto a éste, la biomasa presenta una trayectoria histórica de estabilidad en precios al no estar su distribución concentrada en oligopolios ni existir un riesgo geopolítico asociado.

 

 

Beneficio de la biomasa

 

El combustible local y renovable que alimentará la caldera son residuos de biomasa procedentes de la industria vitivinícola y forestal -cerca de 4.000 toneladas de biomasa al año- así como otros residuos de madera con un PCI (Poder Calorífico Inferior) de entre 2,3-4,1 MWh y una humedad no superior al 50% en peso. La biomasa se almacena en un silo y la alimentación de la caldera se realiza mediante puente grúa equipado con pulpo hidráulico (“pinzas” neumáticas industriales) con escáner automático que la traslada a una tolva de recepción para introducirla en el quemador.

 

Esta planta renovable reducirá las emisiones a la atmósfera en <60mg/Nw3, lo que conlleva una gran mejora de la huella de carbono y de forma indirecta conseguirá generar empleo local en el sector de la biomasa, contribuyendo a facilitar la valoración y gestión del patrimonio forestal. Dicha actividad contribuye a reducir el riesgo de incendios y a mantener el valor del paisaje. Según AVEBIOM , la biomasa es la fuente de energía que más puestos de trabajo, directos e indirectos, genera por MW instalado al menor coste para el país. Además del periodo de construcción, durante el periodo de explotación se crean más de 10 puestos de trabajo por cada MW; la mayoría son empleos generados en zonas rurales



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.