Arranca la primera planta piloto semi-industrial que genera biogás a partir de la paja del arroz

Con 15.000 toneladas de paja residual se podrían producir unos 21 millones de kWh eléctricos cada año, lo que equivaldría al ahorro energético de unos 2.000 hogares

Ténicos de Ainia en la planta piloto semi-industrial instalada en Silla (Valencia)


1212


El proyecto europeo SOSTRICE, en el que participa AINIA Centro Tecnológico, ha conseguido desarrollar la primera planta piloto semi-industrial que genera biogás y biofertilizantes, a partir de la paja sobrante del cultivo de arroz. A través de la tecnología de digestión anaerobia, este prototipo es capaz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del cultivo de este cereal, ahorrar en el consumo de agua y disminuir el uso de fertilizantes.

Además, esta planta piloto, que servirá como prototipo para el desarrollo de plantas a escala industrial permite, gracias a la valorización de los subproductos generados del cultivo del arroz, mejorar su gestión en términos ambientales y económicos. El prototipo ha sido diseñado y construido por LUDAN España, también socio del proyecto.

Este prototipo será optimizado en su funcionamiento por Ainia Centro Tecnológico que a partir de ahora comienza a realizar pruebas.

Primera planta configurada para el tratamiento de la paja del arroz

El primer prototipo a escala piloto de una planta de digestión anaerobia que trata paja de arroz, instalado en Silla, en las cercanías del Parque Natural de la Albufera de Valencia, puede procesar entre 3 y 4 toneladas de paja al año. Con esta tecnología se pretende convertir la paja en energía limpia y renovable, que puede ser utilizada en las explotaciones agrícolas como electricidad, calor o biocarburante para el transporte de vehículos.

La planta piloto consta de 30 m2 que albergan en su interior dos digestores anaerobios y donde, a través de la acción de las bacterias anaerobias (organismos que descomponen material biodegradable) sobre la paja del arroz se produce biogás y biofertilizantes.

En una planta de digestión anaerobia alimentada con 15.000 toneladas de paja residual se podrían producir unos 21 millones de kWh eléctricos cada año, lo que equivaldría al ahorro energético de unos 2.000 hogares. Se calcula que en La Albufera de Valencia, con una superficie cultivable de 14.700 hectáreas, se pueden producir anualmente entre 2-8 toneladas de paja excedentaria por hectárea de cultivo de arroz.

En la actualidad, se están desarrollando las tareas de puesta en marcha y monitorización del prototipo. En concreto, la inoculación de biomasa anaerobia para comprobar el correcto funcionamiento de todos los equipos y la optimización del proceso, con el objetivo de perfeccionar los futuros diseños a escala industrial.

El proyecto SOSTRICE, “CO2 emissions reduction of the rice cultivation through energy valorisation of the rice Straw”, está cofinanciado con fondos europeos a través del Programa LIFE. Es una iniciativa coordinada por el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), en la que participan otras cuatro organizaciones procedentes de: la Comunidad Valenciana, AINIA centro tecnológico y LUDAN España (filial de la multinacional israelí Ludan, con sede en Valencia) que se encarga de construir el prototipo; y de Andalucía: CITAGRO y CTAER. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.