Arrancan las obras de clausura de un vertedero controlado de residuos en el municipio de A Rúa (Galicia)


224


La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta de Galicia comenzará el próximo lunes las obras de clausura de la escombrera controlada de residuos de A Rúa, que supondrán una inversión de más de 406.684 euros. Se trata de una actuación que supondrá una mejora ambiental significativa en la zona, que será recuperada, y totalmente integrada en el paisaje.

 

Este proyecto, que tiene un plazo de ejecución de cuatro meses, se centrará en el sellado de la antigua escombrera, y en el traslado de una parte de los residuos a la nueva escombrera construida por la Xunta en el año 2010, que es explotado desde aquella fecha por el ayuntamiento ourensano. Estas nuevas instalaciones están situadas a unos 600 metros de la antigua escombrera.

 

El objetivo de esta actuación es evitar el vertido incontrolado de residuos, al tiempo que se reducen los potenciales riesgos para la salud pública, el paisaje y el medio ambiente. Además, esta actuación permitirá regenerar la zona afectada, de manera que quede integrada de nuevo en medio y en el entorno para beneficio de los ciudadanos.

 

Hace falta recordar que esta escombrera para residuos inertes de A Rúa fue proyectado en el año 1999 por la de aquella Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, en el marco del Plan para construcción de escombreras para residuos de la construcción y demolición, con el fin de dotar el Ayuntamiento de una instalación de gestión y eliminación para este tipo de residuos.

 

La escombrera que se va a clausurar está situado en una parcela cerca de la carretera O-933, que une A Rúa con Roblido, aproximadamente a 2 km de la primera localidad. Esta instalación ocupa una superficie de 8.812 m2;, englobada en una parcela municipal de aproximadamente 15.000*m².

 

Estas instalaciones, que ya agotaron su capacidad, permanecen inactivas en la actualidad, por lo que se debe acometer la suya clausura en condiciones de seguridad ambiental de acuerdo con la normativa de referencia en la materia (Real decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en escombreras). Tal y como se explicó anteriormente, parte de los residuos industriales inertes serán trasladados a la nueva escombrera, mientras que otra parte, a más compactada e integrada en la escombrera que se va a clausurar, será reubicada y sellada en el lugar.

 

La actuación de sellado de la escombrera agotada se concibe cómo una recuperación ambiental del espacio que ocupa y de su entorno, y como acciones más destacadas comprende la retirada de voluminosos, el reacondicionamento y reubicación de residuos o la recuperación de la topografía del terreno. Otras acciones destacables son la restauración mediante cobertura de suelos e implantación de cubierta vegetal y la integración ambiental y paisajística.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.