ASPAPEL aboga por una nueva política de materias primas que permita la transición hacia una economía circular


227


“España y Europa necesitan una nueva política de materias primas que permita una transición hacia una economía circular”, ha afirmado David Barrio, director de Reciclado y Logística de ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón), en su comparecencia ante la Ponencia de estudio para la evaluación de diversos aspectos en materia de residuos y el análisis de los objetivos cumplidos y de la estrategia a seguir en el marco de la Unión Europea, en el seno de la  Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado el pasado jueves.

 

 

“Desde ASPAPEL, -añadió- creemos que esta política de materias primas debe partir de una visión amplia e incorporar a todos los diferentes actores que participan en el círculo virtuoso del reciclaje, desde el ciudadano hasta el reciclaje final, por ejemplo, en una fábrica de papel”.

 

 

Para poner en marcha esta nueva política, ASPAPEL propone una serie de medidas legislativas, operativas y de apoyo social.

 

 

Medidas legislativas

 

En primer lugar, los objetivos de reciclaje de residuos deben ser ambiciosos y homogéneos para todos los materiales y los flujos deben ser medidos de forma homogénea en toda Europa para que puedan ser comparables.

 

Los vertederos han de considerarse la última opción. Se debe prohibir la entrada de residuos reciclables en los vertederos.  Los residuos reciclables, que por tanto son un recurso valioso, no deben acabar en los vertederos.

 

Para mejorar la competitividad del reciclaje en España, se debe promover un marco legal, que no penalice a los residuos del reciclado con las mismas tasas que los residuos sin tratar. Y a la vez es  necesario disponer de opciones que permitan la valorización de los residuos del reciclado en las instalaciones propias o en las de otras industrias.

 

 

Medidas operativas

 

Para seguir cerrando el ciclo, es imprescindible facilitar la permanencia de las instalaciones de reciclaje actuales y las inversiones futuras, promocionando activamente que los residuos recuperados en España se reciclen en España o en la UE.

 

Hay que evitar que se puedan exportar residuos para ser reciclados fuera de Europa sin que se cumpla con requisitos ambientales y laborales equivalentes a los nuestros.

 

Asimismo, el sistema de recogida selectiva municipal debe ser fortalecido, con inversiones en contenerización y reposición de contenedores.  Y se deben potenciar las recogidas selectivas en los pequeños comercios y oficinas. Para ello es necesario aclarar las competencias de las administraciones locales en la recogida de residuos y las responsabilidades de los productores de residuos.

 

 

Medidas de apoyo social

 

Para mejorar la concienciación y la colaboración ciudadana, es fundamental aumentar la transparencia en la información, publicando puntualmente los resultados del reciclaje y el destino final de los residuos recogidos de forma selectiva.

 

La labor de información y divulgación es también esencial para cambiar las pautas de consumo y dar preferencia a los materiales que tienen un mejor comportamiento medioambiental.  Estas nuevas pautas de consumo serán paralelas a la disminución del  impacto de los residuos en el medio ambiente a través de medidas de prevención y ecodiseño eficaces.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.