Bizkaia se acerca en 2014 al vertido cero superando el 90% de los residuos urbanos valorizados


289


El Territorio Histórico de Bizkaia continúa un año más mejorando los datos de generación, recogida y separación selectiva, así como de tratamiento de residuos urbanos en comparación con el ejercicio anterior. En 2014, en Bizkaia se generaron un total de 608.794 Tn, 3.193 Tn más que en 2013 (un incremento del 0,5%), con un descenso en la población de Bizkaia de 4.500 personas según el INE.

 

Se trata de un ligero incremento que coincide con la salida de la crisis económica, tras seis años consecutivos de caídas en la generación de residuos urbanos en el territorio. Con la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento Mecánico-Biológico de Bilbao, el porcentaje de valorización material o energética se ha incrementado hasta superar el 90%. A pesar de la parada forzosa durante 3 meses de dicha infraestructura para su desinfección tras la crisis de la fiebre Q, se depositó en vertedero controlado menos del 10% de la basura generada en 2014, por lo que Bizkaia cumple sobradamente los objetivos establecidos por la Unión Europea para el 2016 en materia de vertido de residuos.

 

El balance de Residuos Urbanos muestra, un año más, el éxito de las políticas ambientales de la institución foral en la materia, definidas en el II Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos 2005-2016.

 

 

Metodología de cuantificación de residuos

 

El inventario de residuos urbanos que elabora la Diputación Foral de Bizkaia sigue las directrices establecidas en la legislación vigente, en concreto la Ley 22/2011, que establece qué tipos de residuos han de gestionarse desde la competencia municipal. En la actual metodología del Observatorio se distinguen las siguientes tipologías de residuos:

 

  • Residuos Domésticos (RD): incluyen los residuos generados en los hogares y los residuos similares a los anteriores generados en servicios e industrias. Por otro  lado, se incluyen también los residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria, los residuos procedentes de limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas y playas, los animales domésticos muertos y los vehículos abandonados. Así, según la nueva metodología definida, bajo esta tipología se han diferenciado:
  • Residuos de los Hogares: incluyendo los residuos generados en los hogares, así como los residuos de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.
  • Residuos Similares generados en Servicios e Industrias: incluyendo los residuos similares a los de los hogares, así como los residuos de obras menores no domiciliarias (de oficinas, locales comerciales, etc.), los de limpieza viaria, los animales domésticos muertos y los vehículos abandonados en la vía pública.
  • Residuos Comerciales (RC): éstos abarcan los residuos generados por la propia actividad del comercio y del resto del sector servicios (comercio, hostelería, oficinas, etc.).

 

 

Recogida y separación selectiva, tratamiento y destinos finales de los residuos

 

En lo que respecta a la gestión de los residuos, no siempre los datos estadísticos reflejan el ciclo completo: prevención (no generación de residuo, que solo es computable como una disminución en el total generado), recogida y separación selectiva orientada a la reutilización y el reciclaje, tratamientos de aprovechamiento del valor material y energético del residuo y finalmente, eliminación segura de la fracción final de rechazo. La Segunda revisión ordinaria del II Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos de Bizkaia 2005-2016 ha permitido conocer en detalle los diferentes flujos de cada fracción de residuos y actualmente la metodología del Observatorio detalla los datos de recogida y separación selectiva por un lado y de reciclaje final por otro, es decir, el reciclaje efectivo.

 

Hay que tener en cuenta que las plantas de pretratamiento que reciben fracciones de residuos recogidos de forma selectiva las separan por materiales para su reutilización o reciclaje. Sin embargo, hay una parte importante que, por sus características, no puede destinarse a recicladores por lo que se valoriza energéticamente o, cuando esto no es posible, se destina a vertedero controlado. Se debe, por tanto, descontar un porcentaje de lo que antes se computaba como reciclaje para pasarlo a valorización energética o a eliminación. Sin embargo, una parte de la basura en masa que llega a Zabalgarbi son metales o materiales, que se separan y se reciclan, por lo que se debe sumar esta cantidad al cómputo final de reciclaje efectivo. Se trata, en definitiva, de hacer un balance global considerando tanto el residuo primario, como el secundario, el que se genera en los diferentes sistemas de gestión del residuo primario.

 

 

Tras la crisis, se incrementa la basura generada

 

Tal y como se ha explicado en el apartado anterior, el total de Residuos Urbanos se calcula sumando los residuos domésticos (RD) y los comerciales (RC). En 2014 se han recogido 471.553 Tn de RD y 137.241 Tn de RC. En conjunto, durante el pasado año se generaron 608.794 Tn de RU, 3.193 Tn más (un 0,4%) que en el año anterior.

 

La variación en la generación de RU que se observa es diferente en la fracción de residuos domésticos y en la de los residuos comerciales, aumentando en el primer caso y disminuyendo en el segundo:

 

  • RD: 12.947 Tn / +2,8%
  • RC: -9.754 Tn / -6,6%

 

 

La generación de RU per cápita (529 kg/habitante/año en 2014) también crece ligeramente (524 kg/habitante/año en 2013). El aumento del consumo doméstico que señala la salida incipiente de la crisis económica tiene, lógicamente su reflejo en la generación de residuos, aunque el diferencial entre el porcentaje de incremento respecto al crecimiento económico se explica por los avances en las políticas de prevención.

 

Mejoran los índices de recogida y separación selectiva

 

Mejoran los índices de recogida selectiva de todas las fracciones:

 

  • RD: 33,3% en 2013, 35,3% en 2014
  • RC: 57,0% en 2013, 59,0% en 2014
  • RU: 39,0% en 2013, 40,6% en 2014

 

Además, la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico, a pesar de la parada forzosa para su desinfección tras la crisis de la fiebre Q, ha permitido alcanzar nuevas metas en cuanto a los índices de recogida y separación selectiva de los residuos urbanos. Al total de 247.175 Tn de residuos recogidos selectivamente hay que sumar las 121.029 Tn separadas selectivamente en la TMB, hasta alcanzar un total de 368.204 Tn cuyo destino es la preparación para la reutilización y el reciclaje, lo que supone más del 60% del residuo generado en 2014.

 

 

Disminuye significativamente la basura depositada en vertederos

 

Un año más, disminuye la cantidad de Residuos Urbanos que se recoge en masa (7.634 Tn menos, una disminución del 2,1%). Un total de 183.119 Tn tienen como destino la valorización energética y tan solo se han depositado en vertedero 57.471 Tn, 40.336 Tn menos que en 2013, lo que supone una reducción del 41,2%.

 

Como consecuencia del avance que ha supuesto la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento Mecánico-Biológico en Bilbao, porcentualmente se optimiza el esquema global de los sistemas de gestión en Bikaia: el 90% de los residuos primarios generados en Bizkaia se destinan a sistemas de pretratamiento para aprovechar su valor material (60%) o energético (30%). Únicamente el 10% restante se deposita en vertederos controlados, sin aprovechamiento alguno. Durante el año 2014 se ha procedido a la puesta en marcha de la mencionada infraestructura, pero estuvo parada durante tres meses por la crisis de la fiebre Q, habiéndose tratado 121.029 Tn, cantidad aún lejana a la capacidad nominal de 180.000 Tn/año. Consecuentemente, cabe esperar que durante 1015 las cifras globales mejoren de forma significativa.

 

 

Bizkaia cumple desde 2009 la Directiva de vertederos

 

Bizkaia sigue cumpliendo sobradamente los objetivos marcados para el año 2016 por la Directiva 1999/31/CE de vertederos, hito que ya consiguió en 2009. En 2014 se ha reducido hasta el 10,8% la cantidad de materia biodegradable depositada en vertederos respecto a la generada en 1995. Con esta reducción del 89,2% Bizkaia cumple sobradamente con el objetivo exigido por la UE para julio de 2016 (una reducción del 65%, como mínimo). Una reducción que el II Plan Integral de Gestión de Residuos de Bizkaia pretende que sea del 100% (vertido crudo 0), objetivo al que nos iremos acercando con la puesta en marcha a pleno rendimiento de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB). El esfuerzo de Bizkaia permite además que Euskadi cumpla también los objetivos exigidos por la Directiva.

 

 

Eficiencia en el reciclaje y balance de masa final

 

Del total de residuo recogido y separado selectivamente (368.204 Tn) la mayor parte se reutiliza o recicla de un modo efectivo, a lo que debemos sumar una fracción importante de los residuos secundarios (metales y escorias) resultantes del tratamiento por valorización energética, que también se reciclan. Una parte muy significativa del peso se pierde como agua evaporada en estos procesos y, finalmente, todo lo que no es susceptible de ningún aprovechamiento se deposita en vertedero controlado como fracción final de rechazo.

 

El balance de masas final, que contempla todos los flujos de residuos, tanto primarios (sin tratamiento), como secundarios (resultantes del tratamiento primario) permite conocer las necesidades finales de infraestructuras de gestión y calcular la eficiencia final del sistema, entendida como el grado de aprovechamiento de los residuos como recursos.

 

El índice de reciclaje efectivo total es el mejor indicador de la eficiencia final del sistema integrado de gestión de los residuos y se calcula a partir del balance de masas. En esencia no es más que determinar la cantidad de residuo en peso que sale de dicho sistema y discriminar lo que realmente se ha reciclado de un modo efectivo, frente a lo que finalmente se ha depositado en vertedero, bien directamente, bien como fracción final de rechazo de todas las operaciones de pretratamiento realizadas. Lógicamente esta cantidad no es más que el peso inicial total de los residuos urbanos generados menos la pérdida en peso como agua en los procesos de compostaje, bioestabilización o valorización energética de los mismos.

 

De acuerdo con el balance de masas para el año 2014, de los 608.794 Tn que entraron en el sistema integrado de gestión, se reciclaron efectivamente 267.213 Tn, se depositaron en vertedero como fracción final de rechazo un total de 127.528 Tn y se produjo una merma del peso por pérdidas de 214.025 Tn. De modo que el índice de reciclaje efectivo total se eleva al 67,7% en 2014, mejorando el 62,5% alcanzado en 2013. Cabe reseñar que en este porcentaje se incluyen las 3.341 toneladas de residuos reutilizadas que, aun representando una fracción menor, suponen un hito la consecución de los objetivos de la jerarquía europea de gestión de residuos. Bizkaia se sitúa, por tanto, en niveles de excelencia ambiental comparables a los países más avanzados del norte de Europa.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.