Castilla-La Mancha destina 8,6 millones de euros en I+D+i para el aprovechamiento de la biomasa dentro del proyecto Clamber


157


El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un gasto de 8,6 millones de euros para llevar a cabo el servicio de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) en el aprovechamiento integral de biomasa, una inversión que se desarrollará dentro del proyecto Clamber, en Puertollano (Ciudad Real).

 

 

Según ha señalado el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, “con esta aprobación se da un paso más en la puesta en marcha del Proyecto Clamber, se plasma la voluntad para que éste se posicione como un polo tecnológico industrial de referencia en el desarrollo de la bioeconomía, lo que nos va a suponer beneficios”.

 

 

Esta inversión aprobada va dirigida a cuatro importantes materias, entre las que se encuentra la contratación del Servicio de Investigación, Desarrollo e Innovación en el aprovechamiento integral de Biomasa Lignocelulósica, de Biomasa Residual Agroalimentaria, de Biomasa Oleaginosa y de Biomasa Residual No Agroalimentaria.

 

 

“Gracias a este proyecto, Castilla-La Mancha va a ser un referente europeo en el campo de la investigación de la bioeconomía”, ha asegurado Leandro Esteban.

 

 

 

Inversión y fases del Proyecto Clamber

 

Por otro lado, ha recordado las tres fases de las que consta el Proyecto Clamber. La primera es el diseño y la construcción de una planta piloto de biorrefinería, la primera de sus características en España y una de las pocas que existen en Europa.

 

La siguiente fase corresponde a la puesta en marcha de un conjunto de proyectos de I+D para las empresas, que les permita mejorar su competitividad y prepararse para el nuevo mercado de la bioeconomía. El último paso corresponde a la capacitación del personal con competencias adecuadas a los nuevos requerimientos de la industria.

 

 

La inversión global del proyecto será de 20 millones de euros que, a juicio del consejero portavoz, “van a favorecer la creación de empresas de biotecnología en Castilla-La Mancha, siendo el pilar de la estrategia de bioeconomía para la región en los próximos años”.

 

 

“Somos pioneros en España en materia de biotecnología, y hay pocos lugares de Europa donde se están llevando a cabo proyectos de este ámbito”, ha enfatizado.

 

 

Ejemplos de aprovechamiento

 

Entre los ejemplos que visualizan importancia de la bioeconomía, se encuentra el aprovechamiento de residuos de las explotaciones ganaderas para producir biofertilizantes, proponiendo una alternativa clara a los que tienen origen químico.

 

Igual de importante es el aprovechamiento de los residuos de la industria agroalimentaria en Castilla-La Mancha, que no tienen ningún valor añadido y que se podrán transformar en compuestos que sí tienen valores nutricionales saludables, como antioxidantes o azúcares para determinados alimentos. Además, se podrá destinar a la producción de biocombustibles o bioplásticos, que  eviten y propongan alternativas al empleo de la producción de estos derivados del petróleo.

 

Por todo ello, la bioeconomía se va a convertir “en el método para conseguir objetivos tan importantes como garantizar la seguridad alimentaria, gestionar de manera sostenible los recursos naturales, reducir la dependencia de recursos no renovables como el carbón, el gas o petróleo, algo que va a incidir en la reducción de gases contaminantes para atenuar el cambio climático”, ha señalado el consejero.

 

Además, la bioeconomía “va a atraer inversiones y el empleo de profesionales en este ámbito y va a suponer un perfecto modelo de colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y con las iniciativas que se vayan a asentar en esta materia en nuestra región”, ha concluido. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.