Castilla-La Mancha será referente en el aprovechamiento de la biomasa en el sur de Europa a través del proyecto CLAMBER


215

04/02/2015

Castilla-La Mancha está desarrollando el proyecto Castilla-La Mancha Bio-Economy Region (Proyecto CLAMBER), que sienta las bases para convertir esta región en el referente del sur de Europa dentro de la investigación relacionada con el aprovechamiento de la biomasa, teniendo en cuenta que es un gran productor de la misma. Cofinanciado por fondos FEDER, el CIEMAT realiza el asesoramiento científico-técnico del proyecto.

  
 

El proyecto CLAMBER Castilla-La Mancha Bio-Economy Region es un proyecto transversal de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que se desarrolla en función del convenio firmado entre el IVICAM y el Ministerio de Economía y Competitividad. El Proyecto CLAMBER es una apuesta de la Comunidad de Castilla-La Mancha para convertir esta región en el referente del sur de Europa en la investigación relacionada con el aprovechamiento biotecnológico de las diferentes biomasas existentes en la región, así como nuevos cultivos y subproductos de la industria y los residuos.

  

Castilla-La Mancha quiere desarrollar una nueva bioeconomía basada en el aprovechamiento biotecnológico de la materia orgánica renovable como alternativa más limpia y más sostenible a la actual economía dependiente de los recursos fósiles, que además es una de las prioridades de la estrategia económica y tecnológica de la Unión Europea.

  

El Proyecto CLAMBER se basa en dos actuaciones diferentes pero complementarias, que son, una primera: la construcción de un Centro de Investigación, en el que se albergará una biorrefinería a escala de planta piloto, modular, versátil y con procesos innovadores, donde las empresas podrán realizar las pruebas y experimentos a una escala cercana a la real y donde se podrá formar al personal en las materias adecuadas a los nuevos requerimientos de la industria de base biológica; y una segunda: la convocatoria de proyectos, que bajo el formato innovador de la Compra Pública Precomercial, permitirá la realización de proyectos de I+D (Investigación y Desarrollo) encaminados a la óptima selección de las materias primas, a la mejora o desarrollo de nuevos bioprocesos, al desarrollo de nuevos bioproductos y a la investigación socio-económica de nuevos modelos de negocio, logística y otros retos tecnológicos.

  

El Proyecto CLAMBER, que está siendo gestionado y desarrollado por el Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM), dispone de un presupuesto de 20 millones de euros aportados por el Ministerio de Economía y Competitividad y por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y está cofinanciado con Fondos FEDER.

  

El Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM) ha adjudicado, mediante licitación pública, distintos servicios para el proyecto CLAMBER. En el caso del servicio de asesoramiento científico-técnico para los años 2014 y 2015 se ha adjudicado al CIEMAT, el cual está asesorando a IVICAM en lo referente a las actividades de concepción, diseño y construcción de la planta piloto de biorrefinería y a la definición, puesta en marcha y seguimiento del programa de I+D+i. La actividad del CIEMAT se desarrollará de acuerdo a cuatro fases: el diseño básico de la planta de biorrefinería; el diseño de detalle de la planta de biorrefinería; el programa de I+D+i; y la construcción de la planta, puesta en marcha y ensayos.

  

La actividad de asesoramiento externo al proyecto CLAMBER se realiza, en su mayor parte, por personal de la Unidad de Biocarburantes, apoyados por científicos de otras Unidades del Departamento de Energía y del Departamento de Medioambiente del CIEMAT.

 

Hasta ahora, el CIEMAT ha colaborado con IVICAM en la adjudicación a Inerco Ingeniería, Tecnología y Consultoría SAU del servicio de realización de la ingeniería básica de la planta piloto de I+D y de la obra civil a San Juan Arquitectura.

  

También el CIEMAT ha asesorado a IVICAM en la puesta en marcha de la licitación, con un presupuesto base de siete millones de euros, de diversos servicios de investigación relacionados con el proyecto CLAMBER que se está desarrollando en Puertollano (Ciudad Real) y ha liderado el Comité de expertos encargado de valorar los proyectos presentados.

  

El objetivo es que a finales de 2015 Castilla-La Mancha posea la primera instalación piloto de biorrefinería en España, donde las empresas podrán realizar las pruebas y experimentos a una escala cercana a la real y donde se podrá formar al personal en las materias adecuadas a los nuevos requerimientos de la industria de base biológica.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.