Castilla y León acuerda destinar tres millones de euros para nuevas plantas de valorización de purines


226

08/10/2014

La Comunidad Autónoma de Castilla y León ha acordado recientemente destinar tres millones de euros para reducir los efectos en el sector ganadero del cierre de las plantas de tratamiento de purines. La intención de la Comunidad es destinar esta partida a la construcción de infraestructuras de valorización de purines que garanticen su almacenamiento y su posible utilización como abono orgánico. La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha avanzado que la construcción de estas infraestructuras se definirá en colaboración con el sector. 

 

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo modificó, en diciembre de 2013, el sistema retributivo a la producción de energía con fuentes renovables, cogeneración y residuos. Esta modificación supuso que por parte del Ministerio se redactara una propuesta de Orden IET/1045/2014, de 16 de junio, por la que se aprobaban los parámetros retributivos de las instalaciones tipo aplicables a determinadas infraestructuras de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos. Tal propuesta reducía la remuneración que las compañías eléctricas abonaban a las plantas de tratamiento de purines con cogeneración aproximadamente en un 40 %, situación que, según las propias plantas, las hacía inviables desde el punto de vista económico.

 

Ante esta situación, dada la relevancia del sector porcino en la Comunidad, y en defensa del medio natural, la Consejería de Agricultura y Ganadería celebró una reunión con las asociaciones de productores de ganado porcino más representativas de Castilla y León -Anprogapor y Asopocyl- así como representantes de todas las Organizaciones Profesionales Agrarias de la Comunidad y de Urcacyl. El encuentro sirvió para analizar cómo la reforma podría afectar al sector y elaborar un documento de alegaciones a la orden del Ministerio de Industria. En dicho texto se solicitaba que se garantizara una retribución que hiciera viables estas plantas de cogeneración o el establecimiento de una moratoria general que impidiera el cierre de estas instalaciones.

 

Además, la Junta de Castilla y León ha participado en un grupo de trabajo entre el Gobierno central y los autonómicos para estudiar el alcance del problema a nivel nacional. Un grupo en el que se acordó que el Ministerio de Agricultura colaborase económicamente con las comunidades autónomas en la solución, a corto plazo, del problema de los ganaderos de porcino que hasta el momento entregaban purines a las plantas de tratamiento con cogeneración.

 

Esta partida se podría destinar a sufragar el transporte a explotaciones para la valorización del purín como fertilizante, el transporte a plantas de tratamiento de purines con tecnologías alternativas, o para la construcción o adecuación de sistemas de tratamiento y gestión de purines.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.