Ciuden comienza la puesta en marcha de la planta de captura y almacenamiento de CO2 de Hontomin


187

10/03/2014

La Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) da por finalizada prácticamente la obra civil de la planta de desarrollo tecnológico de Hontomín, más conocida como planta de almacenamiento de CO2, y a partir de este momento comenzará la puesta en marcha, de forma independiente, de cada una de las instalaciones que la componen, proceso que llevará en torno a un par de meses, según explica Daniel Fernández Poulussen, técnico de la Unidad de Desarrollo de Negocio del proyecto ubicado en la Merindad de Río Ubierna.  

 

Una vez cumplida esta parte y antes aún de comenzar con el propio proyecto de almacenamiento, será preciso llevar a cabo las conocidas como pruebas de caracterización profunda para conocer el estado de la roca almacén, es decir, el reservorio, lo que se prolongará hasta finales de mayo o primeros de junio. No será antes del segundo semestre cuando Ciuden comience la fase propiamente dicha de operaciones del proyecto para la investigación del almacenamiento geológico de CO2.

 

En noviembre pasado, se finalizó la perforación de los pozos y en los últimos tres meses se han culminado el trabajo de todas las instalaciones exteriores, entre ellas los edificios modulares que incluyen la sala de control, sala de reuniones, almacenes y servicios complementarios.

 

Igualmente, están prácticamente finalizadas las dos plantas que dan soporte a la instalación principal: la planta de inyección de CO2 y la de tratamiento de aguas. Esta última se compone de una serie de piscinas de agua al aire libre de 2.500 metros cúbicos cada una, conectados al sistema general de la planta, incluidos los pozos. Por otra parte, la planta de inyección de CO2 está formada de tanques de almacenamiento temporal (depósitos cilíndricos), en los que se conserva por un tiempo el CO2 que posteriormente, a través de una red de tuberías, bombas y gasificadores de presión y temperatura, se conectaría con la propia instalación de inyección.

 

Los servicios de estas instalaciones de desarrollo tecnológico incluyen la perforación, sirviéndose de una torre de tierra, de tres pozos profundos de 1.600 metros. Uno servirá para la inyección de CO2 y los otros dos para la monitorización de parámetros geofísicos y geoquímicos. Los pozos van equipados con diversa instrumentación (sensores de presión y temperatura, electrodos, geófonos, etc.), además de un sistema de muestreo de fluidos multinivel en uno de los pozos de monitorización. Fernández Poulussen destaca que el objetivo de Ciuden es demostrar mediante sus actividades en I+D+i que el almacenamiento geológico es técnicamente factible y medioambientalmente seguro y es parte de las soluciones al cambio climático;desde la Fundación se insiste en que el almacenamiento «constituye el último y crucial eslabón del proceso tecnológico que forma parte de una amplia serie de acciones, en el campo del suministro energético».

Tags: Ciuden, CO2.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.