Cogersa informa a los ayuntamientos de Asturias sobre las claves para implantar la recogida separada de biorresiduos


153


Alcaldes, concejales y técnicos de medio ambiente de una veintena de ayuntamientos acudieron el pasado 20 de marzo a la jornada organizada por el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) para explicar las claves operativas, económicas y de sensibilización social que determinan la implantación de un sistema de recogida separada de materia orgánica.

 

El director general de Calidad Ambiental y vicepresidente de Cogersa, Manuel Gutiérrez, remarcó durante la inauguración de la sesión de trabajo, el papel esencial que están llamados a desempeñar los consistorios en la implantación de este nuevo servicio, que tiene una importancia fundamental para poder cumplir con los objetivos de reciclaje que fija el nuevo Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias (PERPA) 2014-2024.

 

El vicepresidente de Cogersa recordó que el nuevo plan de residuos establece de manera muy precisa -en un programa específico presupuestado en 26 millones de euros- cuáles son las líneas de actuación que se han de seguir para lograr incrementar hasta las 90.000 toneladas/año en 2020 la recogida separada de la fracción orgánica municipal (descontando los restos vegetales) de cara a su biometanización.

 

Gutiérrez destacó la obligatoriedad regulada en el nuevo PERPA de implantar hasta 2016 la recogida separada de biorresiduos en los grandes productores, es decir, en supermercados, centros comerciales, empresas de catering y de cocina del transporte internacional (puertos y aeropuertos), así como en establecimientos de restauración y hostelería, especialmente en las áreas donde se encuentren concentrados.

 

Ante los representantes municipales, el responsable de Calidad Ambiental del Gobierno del Principado explicó que el sistema que voluntariamente han de llevar a cabo los ayuntamientos para capturar de forma clasificada la fracción orgánica de origen doméstico, lleva parejo un incremento de gastos e inversiones en el ámbito local que tratará de ser compensado y premiado en parte con el conjunto de medidas aprobadas en la Junta de Gobierno de Cogersa del pasado mes de diciembre, con un presupuesto total de dos millones de euros anuales hasta 2017.

 

 

La experiencia piloto de Barañáin

 

Uno de los responsables técnicos del servicio de Residuos de la Mancomunidad Comarca de Pamplona, Aurelio Bidaurre, fue el encargado de contar a los representantes municipales las claves de la recogida separada de biorresiduos domésticos que de manera experimental se viene implantando en el municipio de Barañáin desde noviembre de 2013 por medio del llamado quinto contenedor.

 

Bidaurre calificó los resultados obtenidos hasta la fecha como “bastante positivos” puesto que se ha logrado la implicación voluntaria del 40% de la población de ese municipio (unas 3.200 familias), los llamados “impropios” (los materiales depositados erróneamente en ese contenedor) son de apenas el 2% de media y porque en términos globales, la tasa de recuperación de biorresiduos (sobre el total producido) ha ascendido en unos meses hasta alrededor del 35%.

 

El programa de la jornada se completó con la intervención del gerente de COGERSA, Santiago Fernández, y de varios responsables técnicos de la entidad supramunicipal. Al finalizar las ponencias, se llevó a cabo una visita guiada por el interior de la recién inaugurada planta de biometanización.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.