COGERSA lanza las bases para las ayudas a la recogida separada de materia orgánica de origen doméstico y comercial


203


COGERSA ha publicado esta semana en el Boletín Oficial del Principado de Asturias las bases que amplían el plazo y el objeto de la convocatoria de subvenciones destinadas a apoyar la puesta en marcha por parte de los Ayuntamientos de la recogida separada de materia orgánica de origen doméstico y comercial. Los consistorios interesados disponen hasta el 30 de septiembre para presentar su solicitud acompañada de una memoria técnica del servicio.

 

La principal novedad de esta nueva convocatoria es que, además de subvencionar la compra de un modelo concreto de contenedores y las campañas de comunicación y sensibilización ciudadana, COGERSA tratará de cubrir parcialmente los otros costes derivados de la implantación de la recogida viaria y del transporte de los desechos, incluyendo la adquisición de recipientes de carga lateral.

 

La convocatoria cuenta con un presupuesto máximo de 946.633,83 euros, que es la cantidad que había quedado disponible tras resolverse la concesión de las primeras ayudas a los seis ayuntamientos que se acogieron a la convocatoria de junio, dotada con una asignación total de un millón de euros.

 

De manera adicional, COGERSA dedicará otro millón de euros anual a la bonificación total –gratuidad- de la tarifa de tratamiento de los residuos orgánicos que los ayuntamientos entreguen clasificados en la planta de biometanización que opera desde el mes de diciembre en las instalaciones de Serín.

 

Con motivo de la publicación de esta nueva convocatoria, la consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, presidenta de COGERSA, ha enviado una carta a todos los alcaldes asturianos en la que les anima a participar y beneficiarse de esta convocatoria con el fin de avanzar en los objetivos legales para el reciclaje, que fijan un porcentaje de reciclado del 50% para el año 2020.

 

 

Otras novedades respecto a la primera convocatoria

 

El pasado 25 de julio el consejo de administración de COGERSA acordó, al amparo de la convocatoria publicada en el BOPA de 5 junio, la concesión de subvenciones a los seis ayuntamientos que las habían solicitado. Se trataba de Avilés, Cangas del Narcea, Castropol, Gijón, Llanes y Mieres.

 

Ahora, en las nuevas bases publicadas en el BOPA el consorcio precisa que esos seis ayuntamientos podrán volver a solicitar ayudas, siempre que éstas se dediquen a actuaciones o gastos que no hayan sido subvencionados ya en la primera convocatoria, o que procedan a reformular íntegramente la solicitud anteriormente presentada.

 

Otra novedad importante en la nueva convocatoria es que, una vez asignadas las aportaciones, COGERSA dedicará la parte sobrante, si la hubiera, a la adquisición de contenedores para recoger la materia orgánica tanto en los puntos limpios de la zona central de Asturias, como en otros lugares considerados estratégicos. Esta medida se llevará a cabo siempre que exista demanda al respecto por parte de los municipios afectados y que estos se comprometan a financiar la mitad de los costes derivados.

 

 

Hasta el 30 de septiembre

 

Las instancias de solicitud de las ayudas deberán presentarse antes del 30 de septiembre e ir acompañadas de una memoria donde los servicios técnicos municipales deberán describir detalladamente el modelo de gestión por el que se opta (recogida puerta a puerta con cubos, instalación de contenedores específicos en la vía pública, etc.), así como los objetivos perseguidos, tanto en términos cuantitativos (kilogramos recogidos por habitante y periodo de tiempo, números de ciudadanos a los que se espera implicar, cifra de contenedores o cubos que se van a adquirir), como de eficiencia (relación entre costes y resultados).

 

Los consistorios también deberán esbozar las campañas de educación ambiental y sensibilización social que piensan llevar a cabo para lograr la implicación efectiva del mayor número posible de ciudadanos en la separación en origen de los residuos orgánicos y su depósito en el contenedor adecuado.

 

Las solicitudes se evaluarán conforme a criterios técnicos y económicos tales como la calidad del proyecto (concreción de la propuesta en cuanto a objetivos y planificación de los recursos materiales y humanos), la eficiencia (relación costes/resultados) y el porcentaje de población implicada sobre el total del padrón municipal.

 

 

Objetivo

 

El objetivo es apoyar a los ayuntamientos que se impliquen en la puesta en marcha de una nueva línea de recogida separada de residuos dedicada específicamente a captar y transportar hasta la planta de biometanización del Centro de Tratamiento de Residuos de Asturias los desechos biodegradables que se generan en el ámbito de su competencia. 

 

De manera más concreta, el objeto de esta recogida separada será la materia orgánica presente en los residuos domésticos, en los comerciales (excluyendo los Subproductos de Origen Animal No Destinados a Consumo Humano -SANDACH- de categoría III), en los establecimientos de hostelería y restauración, y en los servicios de catering y comedores de edificios colectivos (colegios, hospitales, residencias de ancianos, etc.); es decir: restos de alimentos cocinados y no cocinados (tales como verduras, frutas, legumbres, pan...), posos y filtros de café e infusiones, etc.

 

Esta fracción será obtenida tras un proceso de comunicación centrado en formar e informar a los ciudadanos y a los empresarios sobre lo que se debe depositar en el contenedor y/o cubo correspondiente, con un color específico de esa recogida (normalmente marrón).

 

 

Cumplir los objetivos legales de reciclaje

 

Esta actuación se enmarca en el cumplimiento de los objetivos legales de reciclaje que definen tanto las legislaciones nacionales y europeas, como el propio Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias 2014-2024 (PERPA), recientemente aprobado.

 

En concreto, la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados establece en su artículo 22 que las autoridades competentes deberán adoptar las medidas necesarias para garantizar que, antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables alcance, en conjunto, como mínimo, el 50% en peso.

 

Por su parte, el PERPA establece en el programa de biorresiduos, entre otras medidas, la necesidad de alcanzar un volumen de recogida separada de 90.000 toneladas de materia orgánica en 2020, las cuales serían destinadas al tratamiento por biometanización, es decir, a la elaboración de compost con aprovechamiento energético del biogás obtenido en el proceso.

 

Más información sobre el PERPA aquí.

Ley 22/2011 de residuos

Claves para implantar la recogida separada de biorresiduos



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.