Ecologismo, educación y beneficio social se posicionan como las principales motivaciones de los españoles para reciclar


278


El ecologismo, la educación y el beneficio social son las principales motivaciones de los españoles a la hora de separar los residuos y reciclar. Así se desprende del ‘Estudio de hábitos y actitudes de la población española frente a la separación de los residuos y la recogida selectiva’, realizado por IPSOS para Ecoembes, la organización que cuida del medio ambiente y promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases.

 

La mayoría de los españoles que afirma reciclar lo hace para contaminar menos y proteger el medio ambiente (96%), así como para dejar un mejor legado a las generaciones futuras (93%). Asimismo, un 92% asegura reciclar por la posibilidad de reutilizar los residuos para la fabricación de otros productos. La educación es igualmente relevante. El 93% de los encuestados que asegura reciclar lo hacen con el objetivo de concienciar a sus hijos en esta materia. Por su parte, un 89% afirma reciclar para que ciudades y barrios sean lugares más limpios y agradables o para ahorrar energía y recursos naturales (85%).

 

En lo que se refiere a los ciudadanos que declaran no separar sus residuos, el estudio también analiza sus motivos. Entre ellos, razones personales como la falta de espacio en el hogar (31%) es uno de los principales motivos que les lleva a no separar residuos.

 

El estudio ha elaborado además una radiografía de los ciudadanos a la hora de reciclar, estableciendo tres tipologías: ‘Ecofriendly’, ‘Ciudadano difuminado’ y ‘Poco comprometido’.

 

El 82,7% de los españoles encuestados pertenece a la primera categoría, compuesta por ciudadanos comprometidos con el medio ambiente que respetan y protegen el planeta. Son conscientes de que respetando el entorno dejarán un mejor legado a las generaciones futuras, y se encuentran en el camino hacia la sociedad del reciclado, ya que afirman conocer, separar y reciclar los siete principales tipos de residuos generados en los hogares (latas, envases de plástico, briks, aluminio, papel, cartón y vidrio) o al menos cinco de ellos. El estudio también analiza el perfil y retrata a un ciudadano con edad comprendida entre los 35 y 54 años.

 

Tras esta categoría se encuentran los otros dos tipos de separadores. En la categoría de ‘Ciudadano difuminado’ se ubica solo el 7,5% de los españoles que asegura reciclar. Destaca su menor implicación con el cuidado del planeta a través del reciclaje, pues sostienen que separan entre tres y cuatro de los siete tipos de residuos.

 

En el último peldaño de este escalafón se encuentra el perfil ‘Poco comprometido’, formado por ciudadanos despreocupados con el cuidado del medio ambiente. Un 9,8% de los españoles encuestados no cree en los beneficios del reciclaje y/o tampoco los conoce, ya que afirman separar entre dos y ninguno de los siete tipos de residuos.

 

 

Una apuesta por el desarrollo sostenible

 

Estos perfiles permiten afirmar que, aunque todavía queda camino por recorrer en materia de concienciación y educación, el reciclaje es un hábito extendido en los hogares españoles, lo que  demuestra su gran compromiso con la sostenibilidad. La implicación de todos los actores sociales y la constante progresión en la tasa de reciclaje conlleva, además, importantes beneficios medioambientales. En total en España se reciclaron el año pasado 1.258.602 toneladas de envases domésticos, lo que supone un incremento del 5,3% respecto al año anterior.

 

De hecho, cada ciudadano español depositó una media de 12,3 kilos de envases ligeros (envases de plástico, latas y briks) en el contenedor amarillo, y 14,7 kilos de envases de cartón y papel en el contenedor azul durante 2014.

 

Estos buenos resultados son fruto de un modelo de colaboración público-privada que empieza con el ciudadano al depositar los envases en uno de los más de 553.000 contenedores amarillos y azules distribuidos por toda la geografía nacional para acercar el reciclaje a la población.

 

Además, el reciclaje supone un beneficio directo para la economía. Actualmente la actividad del SIG que representa ha contribuido a la creación en España de 42.600 en este sector, 9.400 de ellos de manera directa, representando un 3,2% del total de empleo verde en nuestro país.

 

De igual modo, su aportación a la sociedad se refleja en su labor de concienciación en valores medioambientales. Para ello, se ponen en marcha numerosas campañas de comunicación, talleres de educación ambiental y cursos de formación.  

 

 

“Estos datos demuestran que poco a poco, con esfuerzo, concienciación y altas dosis de colaboración, estamos avanzando hacia la sociedad del reciclado. Es un compromiso de todos los españoles hacer de nuestro entorno un gran lugar para vivir. Respetando el presente, nuestro futuro será aún más sostenible”, asegura Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.