El cambio climático podría elevar las temperaturas en el golfo Pérsico hasta valores sin precedentes

Un nuevo estudio pronostica que, a menos que se reduzcan las emisiones de CO2, las temperaturas en la región podrían sobrepasar los límites de la supervivencia humana

Vista satélite del Golfo Pérsico


1085


El estudio, realizado por los profesores Jeremy Pal y Elfatih A. B. Eltahir, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, revela que, de no llevarse a cabo medidas de mitigación importantes, el cambio climático podría repercutir drásticamente en la habitabilidad para el ser humano de la región del golfo Pérsico (que comprende las ciudades de Abu Dabi, Dubái y Doha, y la costa de Arabia Saudita e Irán) en el futuro. 

Basándose en un conjunto de simulaciones de modelos climáticos regionales de alta resolución, los autores prevén que, en un contexto de emisiones como el que se ha venido manteniendo en los últimos años, la temperatura de «bulbo húmedo» en el golfo Pérsico se aproximará a un umbral de 35 °C y lo sobrepasará. La temperatura de bulbo húmedo es un indicador combinado de temperatura y humedad o, dicho de otro modo, del grado de «bochorno», y el umbral de 35 °C es importante porque define el límite de la capacidad de supervivencia de una persona sana en condiciones exteriores con una correcta ventilación. Si bien 35 °C es el umbral correspondiente a una «persona sana», el límite es inferior en realidad para la mayoría de las personas, sobre todo aquellas que son más vulnerables físicamente, como los ancianos. El contexto invariable que se presupone en la investigación plantea que dicho umbral podría superarse en el golfo Pérsico, si se mantienen las tendencias actuales de emisión de gases de efecto invernadero y la Tierra experimenta un calentamiento de 4 °C este siglo.

Citando este estudio, publicado en Nature esta semana, The Guardian señala que, en este contexto, en el año 2070, Abu Dabi, Dubái, Doha y la costa de Irán podrían incluso llegar a experimentar niveles de temperatura y humedad superiores a los que se hayan vivido jamás sobre la Tierra. Para entonces, los días más calurosos que se dan en la actualidad serían la norma: «[Los investigadores] afirman que el clima del futuro en muchos lugares del golfo Pérsico sería como el clima extremo actual que se registra en el desierto del norte de Afar, en el lado africano del mar Rojo, donde no existe ningún asentamiento humano permanente». 

Sin embargo, los investigadores también dejan una puerta abierta a la esperanza al afirmar que, si se redujeran ahora las emisiones de gases de efecto invernadero, sería posible evitar este fatídico destino. Este aspecto cobra especial relevancia en los días previos al COP21, el congreso internacional sobre cambio climático que reunirá en París a representantes de más de ciento noventa gobiernos a finales de noviembre. Los autores del estudio afirman que reducir los gases de efecto invernadero, empezando desde hoy mismo, podría evitar que se diera ese desenlace a finales del siglo. The Guardian cita al profesor Eltahir: «Cabría esperar que este tipo de información resultase valiosa para captar la atención y el interés [por reducir las emisiones de dióxido de carbono] de los países de esta región. Les va la vida en apoyar iniciativas que contribuyan a reducir la concentración de CO2 en el futuro».

Para más información, consulte: «Future temperature in southwest Asia projected to exceed a threshold for human adaptability»

Tags: CORDIS.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.