El control de los agentes autorizados para la recogida de electrodomésticos, máxima preocupación de los gestores de residuos


230


Las tendencias del mercado en el sector de la distribución de electrodomésticos estará representado por la Federación Andaluza de Electrodomésticos (FAEL), con 1.800 empresas y más de 10.000 empleos directos. Y el nuevo marco normativo en la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, con RECILEC a la cabeza (la mayor planta de tratamiento de RAEE de España, ubicada en Aznalcóllar, Sevilla). Estos serán los principales asuntos que vertebrarán el Primeras Jornadas Andaluzas de la Distribución de Electrodomésticos y la Jornada sobre gestión de residuos electrónicos, que tendrán lugar en Sevilla los días 25 y 26 de junio, jueves y viernes próximos.

 

Se trata de unos encuentros que concentrarán a distintos agentes de la distribución horizontal de electrodomésticos, los sistemas integrales de Gestión, gestores de residuos, administraciones, consumidores y ecologistas. Las jornadas están divididas en tres bloques:

 

  • En el primero la distribución de electrodomésticos estudiará los importantes retos tanto para las tiendas como para los grupos de compras, que suponen más de 1.800 empresas en Andalucía, con más de 10.000 empleos creados para ser competitivos en el presente y futuro próximo.
  • En el segundo bloque, dedicado a la problemática de los residuos en la distribución, los gestores y agentes relacionados con el reciclaje verán cuál es la incidencia de la nueva normativa tanto en la distribución del electrodoméstico, como en la recogida y transporte, descontaminación y tratamiento del residuo del aparato desechado en las tiendas.
  • En el tercer bloque se tratará en profundidad el Real Decreto 110/2015 sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE), contando para ello con representantes de los diferentes agentes que intervienen en la gestión de estos residuos.

 

 

Más responsabilidad para los productores

 

Según establece el nuevo Real Decreto los productores siguien siendo los responsables de financiar al menos la recogida, el transporte y el tratamiento de los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) depositados en puntos o redes de recogida del sistema, en las instalaciones de recogida de Entes Locales y de los distribuidores. También quedan obligados a organizar la recogida separada de residuos de los aparatos profesionales puestos por ellos en el mercado.

 

Entre las novedades del nuevo Real Decreto figura la asignación de la categoría de “productor” a aquellos que vendan aparatos eléctricos y electrónicos  en España por medios de comunicación a distancia, ya se vía telefónica, ya vía telemática a través de internet. Estarán obligados a nombrar, mediante apoderamiento por escrito, un “representante autorizado” que será el responsable de cumplir las obligaciones del productor en el territorio nacional.

 

 

El acceso a residuos, “más fácil” para agentes de “dudosa legalidad”

 

Para el gerente de RECILEC, con el nuevo Real Decreto “se ha hecho un trabajo exhaustivo por parte del Ministerio dando participación a todos los agentes afectados, de forma que los gestores de residuos nos hemos esforzado al máximo para aportar nuestro know-how y propuestas de mejora. También pusimos sobre la mesa determinadas cuestiones que consideramos son líneas rojas que en ningún caso podían traspasarse por ir en contra del principio básico de protección del medioambiente en el cual se sustenta estos desarrollos normativos que en su origen proceden de Directivas Europeas".  

 

Leonardo Díaz explica que “en la nueva norma apreciamos cuestiones que nos preocupan como que los residuos recogidos selectivamente puedan terminar tratándose en plantas donde se mezclan con otros residuos impidiendo así comprobar de manera fehaciente que se alcanzan los objetivos de descontaminación y reciclaje que obliga Europa. Por otro lado, dado que el nuevo texto posibilita que los puntos limpios e incluso los particulares puedan entregar los residuos eléctricos y electrónicos directamente a gestores de residuos autorizados, la administración va a necesitar disponer de mayores recursos propios para  poder controlar la correcta gestión de los residuos.  En RECILEC entendemos que el papel que ha venido ejerciendo el SIG a la hora de gestionar los residuos generados en las instalaciones municipales, controlando a la red de gestores a los que contrataba el servicio, es crítico para evitar que se produzcan desvíos de residuos por canales no autorizados.“

 

Para evitar que tres cuartas partes de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se sigan gestionando de forma ilegal, RECILEC cree que deben incrementarse las campañas de concienciación y divulgación para que todos los ciudadanos sepamos que estamos pagando de nuestro bolsillo unas determinadas cantidades para que el residuo electrónico se descontamine.

 

Por otro lado, recomienda seguir potenciando la colaboración público-privada, entre las administraciones con competencias en la gestión de los residuos electrónicos y los propios fabricantes de los aparatos organizados a través de los sistemas integrados de gestión. Se ha hecho un gran trabajo en este sentido, desde el año 2005 en el que se publicó en España el primer Real Decreto que reguló la gestión de estos residuos de forma específica. Y, a pesar de las dificultades, pienso que los aciertos han sido mayores que los errores. Por ello, estamos convencidos de que, incorporando a ese modelo las mejoras de control de trazabilidad que introduce el nuevo Real Decreto en la gestión de los residuos y logrando la participación de los diferentes agentes (consumidores, distribuidores, organismos públicos, fabricantes y gestores) llegaremos a alcanzar los resultados que se exigen en este sector y que ya se han conseguido en otros como en el sector de los envases, los aceites o los neumáticos.

 

 

RECILEC pide más sanciones

 

El gerente de RECILEC estima que las administraciones tanto local, como autonómica o nacional “deben exigir con el máximo rigor el cumplimiento de las respectivas legislaciones en materia de gestión de residuos. En este sentido, el papel de control  que reaiza el SEPRONA de la Guardia Civil y la Policía adscrita a la Junta de Andalucía está permitiendo detectar muchas de las infracciones que se cometen en la gestión de los residuos electrónicos. Entre todos hemos de lograr que se sancione, con todo el peso de la Ley, a quienes incumplan la normativa de forma que cese de inmediato la gestión ilegal de estos residuos.

 

 

Se reciclarán 3.500 toneladas de electrodomésticos este año en Andalucía

 

Por su parte, Carlos Bejarano, secretario general de la Federación Andaluza de Electrodomésticos (FAEL) explica que “existe un call center en el propio FAEL para coordinar las recogidas de aparatos sin vida útil. El año pasado se trataron adecuadamente más de 2.500 toneladas de residuos y el este año esperamos superar las 3.500 toneladas. Eso será un síntoma claro que el convenio pionero en España suscrito por todo el sector está funcionando bien.”

 

Bejarano entiende que el nuevo Real Decreto añade “requisitos más exigentes. Es muy importante que se haga una correcta y adecuada gestión de los RAEE, que toda la trazabilidad esté bien hecha desde que se compra un electrodoméstico hasta que se lleva a una planta autorizada de tratamiento. Habrá que hacer adaptaciones -añade- tanto en sistemas informáticos o en procesos.”

 

Los consumidores finales podrán exigir conocer los costes de tratamiento de los residuos de los productos. Dicha información no formará parte de la factura o ticket de compra.

 

El texto establece igualmente la necesidad de que los productores estampen de forma indeleble en los aparatos que ponen en el mercado el símbolo que informa sobre la necesidad de no depositar los RAEE en la basura doméstica. Pero no permite que en el ticket de compra se informe al consumidor del coste que incorpora el precio del producto destinado a financiar la gestión una vez que se convierte en residuo.

 

El Real Decreto prevé cuatro posibles canales de recogida separada de los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos): por los municipios; por los distribuidores; por los productores de AEE (Aparatos Eléctricos y Electrónicos); y directamente por los gestores de residuos, incluidas las entidades de economía social autorizadas para ello.

 

 

La Junta de Andalucía estudia cómo encajar el Real Decreto con la legislación autonómica

 

El director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Fernando Martínez Vidal, explica que lo que “nos está preocupando más es cómo la corporación municipal, que es la que tiene la competencia, va a llevar a cabo tanto la vigilancia como la trazabilidad del residuo. Tenemos que ver cómo casamos el nuevo Real Decreto con la legislación autonómica y cómo cumplimos sus objetivos. Lo que tenemos que conseguir -añade- es que no se produzca emisión de gases perjudiciales, que se produzca una correcta reutilización y reciclaje de los componentes que tienen este tipo de aparatos, cada uno con su diferente composición y tratamiento”.

 

Reutilización de AEEEn el nuevo texto legal, se establece expresamente que la entrega de  residuos deaparatos eléctricos y electrónicos usados para su reutilización puede realizarse a entidades sociales sin ánimo de lucro o a gestores autorizados para realizar la actividad de preparación para la reutilización. Eso sí, sus locales tendrán consideración de instalaciones de gestión de residuos y deberán obtener la correspondiente autorización administrativa para poder realizar su actividad.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.