El MAGRAMA trabaja en un Plan PIMA Empresa para apoyar el desarrollo de planes de reducción de emisiones


269


La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, aseguró ayer que el marco regulatorio en materia de Cambio Climático y Energía para el periodo de 2020 a 2030 será “clave” para alcanzar un crecimiento sostenible en la Unión Europea. La ministra ha hecho estas afirmaciones ante el Consejo Nacional del Clima (CNC), un órgano consultivo integrado por representantes de Comunidades Autónomas, ONG, sindicatos, organizaciones empresariales, de consumidores y usuarios y expertos, entre otros, para informar y facilitar la participación de todos los agentes implicados en la elaboración y seguimiento de las políticas y medidas sobre cambio climático promovidas por el Estado.

 

El Consejo Europeo adoptó el pasado octubre el Marco Energía y Clima con tres objetivos vinculantes, según ha explicado la ministra, que consisten en reducir emisiones de CO2 a nivel doméstico del 40%; alcanzar el 27% de energías renovables en el consumo energético y lograr el 27% de mejora en eficiencia energética. A su juicio, la UE ha dado un paso muy importante para avanzar hacia economías bajas en carbono y, al mismo tiempo, envía una “señal clara” para el proceso internacional de negociación de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, con la suficiente antelación necesaria para la Cumbreque se celebrará este año en París.

 

García Tejerina ha valorado los resultados de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático del pasado mes de diciembre en la capital peruana y ha subrayado que su principal resultado ha sido el “Llamamiento de Lima para la Acción Climática”, ya que “permite seguir avanzando, todos juntos, hacia ese futuro régimen de lucha contra el cambio climático que queremos lograr” en París en 2015.

 

En su intervención, la ministra se ha referido, además, al Registro de Huella de Carbono, una iniciativa del Ministerio para impulsar el cálculo y reducción de la huella de carbono y para fomentar proyectos que mejoren la capacidad de los sumideros españoles. Las organizaciones que se suman a esta iniciativa reciben un sello oficial del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que acredita su registro y grado de participación en este proyecto.

 

El MAGRAMA trabaja en un Plan PIMA Empresa

 

Así, según ha avanzado, tras siete meses de funcionamiento esta iniciativa cuenta ya con 80 huellas de carbono registradas y 3 proyectos de absorción inscritos, que incluyen desde microempresas hasta grandes corporaciones, en sectores muy diversos.

 

Además, García Tejerina ha anunciado que el Ministerio está trabajando en el desarrollo de un Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) Empresa, “que permita proporcionar el empuje necesario a las empresas que calculan su huella de carbono y que, posteriormente, planifiquen y pongan en marcha un plan de reducción”.

 

Por último, la ministra ha detallado el contenido de la Hoja de Ruta de los sectores Difusos hasta 2020, que incluye 43 medidas con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en sectores como el de la vivienda, los transportes y los residuos, entre otros, y que fue puesta en marcha el año pasado.

 

Este año, esta Hoja de Ruta se va a actualizar ampliando su ámbito en un contexto participativo con todos los agentes implicados. Se trata, según ha concluido la ministra, de alargar su alcance hasta 2030, teniendo en cuenta el nuevo marco europeo a este horizonte.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.