El nuevo plan de residuos de Cataluña prevé una reducción de la generación de desechos de un 15% para 2020


222


La nueva planificación de residuos en Cataluña prevé que en los próximos siete años se reduzca un 15% la generación de desechos y que la recogida selectiva de residuos municipales alcance ya el 60% del total. Estos son dos de los principales objetivos del Programa General de Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Cataluña 2013-2020 (PRECAT20) que han presentado el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, el secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Josep Enric Llebot, y el director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Josep Maria Tost. La aplicación del programa supondrá también la reducción del 30% de la huella de carbono, que en 2012 fue de 1,5 millones de toneladas de CO2 eq/año.

 

Este nuevo instrumento de planificación se ha diseñado para dar respuesta a los cambios significativos que ha sufrido el conjunto del sector de la gestión de residuos en los últimos años, su crecimiento progresivo y la previsible finalización de los mercados de recursos a bajo precio. El PRECAT20 se complementa con el Plan Territorial Sectorial de Infraestructuras de Gestión de Residuos Municipales de Cataluña (PINFRECAT20), que hasta el año 2020 el programa inversiones por valor de 400 millones de euros.

 

Este plan de inversiones parte de la necesidad de mejorar la situación actual en lo que se refiere al desequilibrio del modelo de tratamiento de la fracción resto, las instalaciones en explotación por debajo de las capacidades, el alto número de depósitos controlados sin tratamiento previo, la intrusión desordenada del sector privado en la gestión de los residuos municipales y la falta de garantía de la financiación íntegro para nuevas infraestructuras.

 

De esta forma, se promueve la ampliación de los ámbitos de servicio de las infraestructuras existentes, se define una limitación territorial más amplia, de acuerdo con los principios de proximidad y suficiencia, y se favorece una cierta competitividad entre operadores en una zona determinada, además de una mayor flexibilidad para los municipios / entidades locales que no disponen de instalaciones de tratamiento para elegir su destino.

 

Así, el modelo de gestión de residuos queda reformulado, para una mejora del cumplimiento de la jerarquía de gestión, reforzar la flexibilidad de las instalaciones, obligar al tratamiento previo a la disposición en vertederos, posibilitar la gestión descentralizada del tratamiento de la fracción orgánica en plantas rurales y comunitarias, promover la eficiencia energética de las instalaciones y facilitar vías para el desarrollo de tecnologías emergentes para obtener combustibles alternativos.

 

 

Un único programa de residuos

 

El nuevo programa de residuos, PRECAT20, se constituye como un documento que integra la visión unificada de los anteriores programas de residuos (PROGREMIC, PROGRIC y PROGROC) en una visión centrada en el aprovechamiento de los residuos como recursos y superar el enfoque clásico centrado en la mejora de la gestión. El programa determina la estrategia de actuación de la Generalitat hasta el año 2020, aunque introduce una visión 2050 la gestión de los residuos, bajo la perspectiva de contribuir a la obtención y al uso eficiente de los recursos y favoreciendo el desarrollo de una economía circular y baja en carbono. Una estrategia determinada en 10 objetivos estratégicos, 104 objetivos operativos y 141 actuaciones .

 

El presupuesto total de la nueva planificación, incluidas las inversiones, es de 782 millones de euros hasta 2020, de los cuales el 25% corresponden a gastos corrientes y el 75% restante a gastos de capital. La financiación del conjunto de actuaciones previstas está repartido entre la Agencia de Residuos de Cataluña en un 70%, el sector privado en un 28%, y otras aportaciones de entes públicos en un 2%.

 

 

Proceso participativo abierto

 

Estas nuevas herramientas de planificación, en línea con otros instrumentos similares a nivel de la Unión Europea, quedan abiertos ahora a un proceso participativo que se alargará tres meses. Durante este período, los ciudadanos, a través del portal de participación de la ARC, pueden hacer sugerencias sobre la planificación de residuos, que se valorarán y se incorporarán, en su caso, a la documentación que deberá continuar la tramitación prevista. Paralelamente, la ARC ha organizado 6 sesiones territoriales y 2 sectoriales, para productores y gestores. Se prevé que la planificación definitiva quede aprobada a finales de este año .



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.