El Parlamento Europeo apoya los planes para garantizar el reciclaje de los buques fuera de uso en instalaciones aprobadas por la UE


215


La Eurocámara ha dado el visto bueno a los planes acordados con los ministros de la UE para poner fin al desguace de buques antiguos con bandera de alguno de sus Estados miembros en playas de terceros países. De este modo, los parlamentarios quieren garantizar que estas embarcaciones se reciclen en instalaciones aprobadas por los Veintiocho.

 

"Quiero subrayar que esto no es un ataque en contra de India, Bangladesh o Pakistán -los países que practican actualmente el método de la "varada voluntaria"- sino en contra de la peligrosa y altamente contaminante práctica varamiento en sí", dijo Carl Schlyter (Verdes/ALE, Suecia), responsable de esta legislación en el Parlamento. "Esta regulación incentiva a estos países a que hagan las inversiones necesarias en las instalaciones para el reciclado de buques, sobre todo por el bien de unos empleos seguros y respetuosos con el medio ambiente en sus países", añadió.


El texto fue aprobado en el pleno de la Eurocámara con 591 votos a favor, 47 en contra y 32 abstenciones.

 

 

Una lista europea de instalaciones para el reciclaje

 

En el futuro, los buques con bandera de alguno de los países de la UE deberán desguazarse en instalaciones de reciclaje aprobadas por los Veintiocho, que tendrán que cumplir con requisitos específicos, estar certificadas e inspeccionarse regularmente.


Durante las negociaciones, la Eurocámara reforzó las exigencias planteadas en el texto original. En este sentido, los parlamentarios han conseguido que el reciclaje de buques deba realizarse en estructuras "diseñadas, construidas y operadas de manera segura y respetuosa con el medio ambiente". Estas estructuras deben albergar y tratar materiales y residuos peligrosos durante todo el proceso de reciclaje, por lo que requieren suelos impermeables y sistemas efectivos de drenaje. Las cantidades de residuos procedentes de los buques desguazados deberán documentarse, mientras que su tratamiento sólo será autorizado en instalaciones de procesado o reciclaje.

 

Tanto los buques de la UE como los de terceros países quedarán cubiertos por la regulación. En este sentido, deberán contar con un inventario de sustancias peligrosas cuando hagan escalas en los puertos de la Unión. Asimismo, los Estados miembros tendrán que asegurar el cumplimiento de esta disposición a través de medidas que incluyan también sanciones.

 

Por otra parte, la Comisión Europea deberá informar sobre la posibilidad de desplegar un instrumento financiero para facilitar un reciclaje seguro y respetuoso con el medio ambiente. En este sentido, si lo considera apropiado, podrá presentar una propuesta legislativa al cabo de tres años de la entrada en vigor de la regulación.

 

 

Próximos pasos

 

La regulación se aplicará a los buques a partir de una fecha que puede variar desde los dos a los cinco años desde su entrada en vigor. Por su parte, las provisiones sobre las instalaciones de reciclaje serán de aplicación a partir de un año después de la misma.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.