El proyecto LIFE ClayGlass obtiene buenos resultados en las pruebas realizadas en laboratorio


261


Fabricantes, un instituto tecnológico, una universidad y empresas implicadas en la gestión de residuos han unido sus esfuerzos para implantar un proceso de producción más sostenible en la industria de la construcción, con buenos resultados en las pruebas que se realizan en laboratorio, para su posterior escalado industrial. LIFE ClayGlass propone la sustitución de parte de la arcilla empleada para la fabricación de ladrillo de gres por vidrio reciclado como fundente.

 

El consorcio internacional de LIFE ClayGlass está liderado por el centro tecnológico AITEMIN, con la participación de la Asociación Reinicia (Murcia), Cerámicas Mora (Toledo), Reciclajes Pozo Cañada (Albacete) y la Universidad Aristóteles de Tesalónica (Grecia).

 

Con la confirmación de la viabilidad del modelo propuesto se conseguirá bajar la temperatura de cocción, un ahorro energético de entre un 10 y un 15% y se reducirán también las emisiones de CO2 de efecto invernadero, en torno a 2.000 toneladas por año en una fábrica de tamaño medio.

 

Por otro lado, también se conseguirá disminuir la explotación de una materia prima virgen como la arcilla y, al mismo tiempo, dar salida a un tipo de vidrio que actualmente acaba en los vertederos.

 

Una fábrica de tamaño medio podría utilizar 30 toneladas al día de vidrio procedente de pantallas de ordenador, televisores y vidrio mezclado con residuos orgánicos de los hogares.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.