En noviembre comenzará la extracción y tratamiento de los residuos de la balsa de hidrocarburos de Arganda del Rey


226


La Comunidad de Madrid iniciará en noviembre la extracción y tratamiento de los residuos de la balsa de aceite de Arganda, para ello, el Consejo de Gobierno de la Comunidad ha autorizado la realización de una encomienda de gestión por valor de 9,6 millones de euros a la empresa pública Tragsa para llevar a cabo la primera fase de los trabajos hasta el 31 de diciembre de 2017. 

 

Así, se da un nuevo y definitivo impulso a este proyecto de recuperación ambiental que pasa por ser la mayor restauración ejecutada en Europa de un espacio natural contaminado por hidrocarburos y cuyo coste final será de unos 14,5 millones con un plazo de ejecución de seis años. Esta primera fase contempla la extracción y valorización energética de la fase bombeable –aceites más líquidos y fluidos- de la laguna principal, con un volumen de unos 40.925 metros cúbicos, alrededor del 85% del total.

 

Los trabajos supondrán la extracción y tratamiento de los residuos y su valorización energética en cementeras autorizadas. Para una fase posterior quedará la extracción por medios mecánicos y la valorización energética de la fase no bombeable de la laguna principal y de la laguna anexa sureste, en la que se estima un volumen de residuos de 20.455 metros cúbicos.

 

Para la ejecución del proyecto se van a utilizar dos bombas sumergibles de uso específico para lodos y fluidos altamente viscosos que se instalarán en las orillas de la balsa y que se suspenderán mediante una grúa de 30 metros de altura. Cada equipo será completado con un sistema de calentamiento in situ que facilite la extracción del material contaminante, sobre todo en los meses de invierno. El material bombeado será después trasladado por camiones cisterna.

 

La magnitud de la obra obliga necesariamente a establecer distintas fases para su desarrollo. La redacción del proyecto se ha realizado de acuerdo a las condiciones impuestas en la Declaración de Impacto Ambiental, emitida el pasado 28 de abril y realizada pese a que legalmente no era exigible en aras de darle una mayor transparencia al proceso. Ha requerido la ejecución de algunos trabajos adicionales, entre ellos, el análisis de muestras recogidas a diferentes profundidades para identificar los estratos de material existentes.

 

También se han actualizado las mediciones de los niveles freáticos y la evaluación de los riesgos y las medidas de higiene y salud necesarias para la retirada de los residuos. Asimismo, ha sido necesario proyectar la acometida e instalación eléctrica necesarias para la ejecución de las obras y la caracterización geotécnica del terreno. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio llevó a cabo los trabajos y estudios necesarios que condujeron a la realización de un análisis de viabilidad de 23 alternativas de tratamiento de los materiales presentes en el emplazamiento.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.