¿Es la demolición selectiva el futuro del gremio?


370


La actual normativa europea sobre residuos fija unos mínimos para conseguir un nivel armonizado en el reciclado de residuos procedentes de construcción y demolición para todos los países de la Unión Europea.

 

La realidad es que “el nivel de reciclado y reutilización de residuos varía en gran medida (entre menos de 10% y más del 90%) entre los diferentes países que forman la Unión Europea”, se afirma desde la Comisión Europea.

 

Las previsiones legislativas indican que en 2014 se modificará la Directiva Marco de Residuos y seguramente se endurezcan los requisitos de reciclado de residuos construcción y demolición.

 

 

Valorización de los residuos

 

A la par, se están desarrollando en Europa varios proyectos para valorizar los residuos de demolición. Uno de los proyectos más destacados en este campo es IRCOW, que ha conseguido crear nuevos materiales de construcción a partir del reciclado de residuos. Entre los nuevos materiales presentados por IRCOW están el hormigón celular o los paneles de construcción realizados con plásticos y fibras recicladas.

 

En la actualidad ya existe tecnología capaz de separar los residuos según su composición (cristal, metal, asfalto, hormigón…), tamaño o color.

 

Estudios realizados por el Instituto Sueco de Investigación Ambiental (IVL) indican que los riesgos ambientales y para la salud humana de estos productos reciclados son menores que los materiales originales.

 

 

Demolicón selectiva

 

Para llevar a cabo este reciclaje de residuos es necesario una demolición selectiva y la separación in situ de los mismos. El debate está servido sobre quién asume los costes de aplicar esta selección, incluso en aquellos materiales que no generan ingresos por su gestión



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.