España tiende la mano al Gobierno francés para colaborar a que la Cumbre de Cambio Climático de París sea un éxito


149


La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro, ha subrayado la disposición del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a colaborar con Francia en “la búsqueda de consensos para contribuir al éxito de la Cumbre de París de 2015”. En la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se celebrará este año en la capital francesa se espera acordar un nuevo Tratado Internacional que establezca el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020.

 

La directora general ha hecho estas declaraciones durante el I Encuentro entre España y Francia en materia de Desarrollo Sostenible bajo el lema “Lucha contra el cambio climático: ¿Qué podemos hacer juntos?”, celebrado en Madrid. La jornada, en la que también ha intervenido el diputado de los franceses residentes en el extranjero, Arnaud Leroy, ha sido clausurada por el embajador de Francia en España, Jérôme Bonnafont.

 

Susana Magro ha recordado que, con motivo de la feria “Carbon Expo” que se celebrará el próximo mes de mayo en Barcelona, “queremos dar un nuevo impulso y enfoque dada la proximidad de la Cumbre de París”, por lo que en este marco dedicarán “tiempo y espacio para tratar sobre la financiación climática internacional, uno de los temas más controvertidos de las negociaciones internacionales de cambio climático, y que siempre está presente en todas las reuniones”.

 

Para ello, según ha subrayado, contarán en “Carbon Expo” con representantes del Fondo Verde para el Clima, una iniciativa que ha conseguido movilizar más de 10.000 millones de dólares y está previsto que apruebe los primeros proyectos y programas este año, en su reunión de octubre.

 

 

 

Magro ha apostado por “facilitar el diálogo entre el sector privado, sociedad civil e instituciones locales, nacionales e internacionales, actores que son fundamentales en la lucha contra el cambio climático” y por poner de manifiesto “las oportunidades que presenta la transición hacia un economía baja en carbono y resiliente”.

 

 

 

Otro de los foros que impulsa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de cara a la próxima cumbre de París, según ha anunciado, está dirigido a apoyar a los países de Latinoamérica para que presenten sus contribuciones de reducción de emisiones a tiempo para esta cita de París. Se trata, según ha indicado, de compartir “la experiencia y las herramientas utilizadas por parte de España y de otros países de la región iberoamericana”.

 

 

Estrategia nacional

 

Asimismo, Magro ha resaltado los esfuerzos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para poner en marcha en solo tres años numerosas iniciativas en materia de cambio climático para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, contribuir a la creación de empleo y a la actividad económica en España y cumplir con nuestros compromisos internacionales.

 

Ha citado como ejemplo los Proyectos Clima, que promueven el desarrollo de proyectos que reducen emisiones en sectores como el transporte, agricultura o los residuos, a través de la compra de esas reducciones por parte de la Oficina Española de Cambio Climático.

 

En la actualidad, son ya más de 100 proyectos aprobados y 28 millones de euros invertidos en estas tres primeras convocatorias, mientras que este mes se abrirá la cuarta edición con una dotación de 15 millones de euros.

 

Además, se han lanzado los Planes de Impulso al Medio Ambiente, que incentivan la actividad económica baja en carbono y la inversión privada en distintos ámbitos como la renovación del parque de vehículos comerciales (PIMA Aire); la renovación de las infraestructuras hoteleras (PIMA Sol); del parque de tractores agrícolas (PIMA Tierra) o de los camiones y autobuses (PIMA Transporte).  En total, han supuesto una inversión de 68 millones de euros en los diferentes Planes PIMA, ha valorado Magro.

 

El nuevo Registro de la Huella de Carbono, según ha explicado, permite a nuestras empresas o instituciones que calculen cada año su huella de carbono y la registren oficialmente con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Esta iniciativa vincula el cálculo y reducción de la huella de carbono en las empresas con el fomento de los sumideros nacionales. Este Registro cuenta ya con más de 82 huellas de carbono certificadas y 3 proyectos de sumideros.

 

Por último, ha subrayado la elaboración de la Hoja de Ruta a 2020 para el cumplimiento de nuestros objetivos de emisiones de los sectores difusos (el residencial, el de los transportes o el de los residuos, entre otros).

 

 

 

Se trata, según ha concluido Susana Magro, de una estrategia a futuro con 43 medidas previstas “no solo para cumplir el objetivo de la UE en este ámbito, sino para conseguir desacoplar el futuro crecimiento económico de la tendencia de las emisiones, que deben decrecer de aquí en adelante”.

 

 

 

Por su parte, Jérôme Bonnafont ha anunciado que están calculando la huella de carbono de esta embajada para su inscripción en el Registro de Huella de Carbono puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Asimismo, ha valorado la experiencia española a compartir en materia de política medioambiental, energías renovables e interconexiones y ha destacado la “excelente colaboración” que mantienen con este Departamento.

 

Arnaud LeRoy ha coincidido al destacar las líneas de colaboración que se intensificarán entre ambos países en aspectos como la agricultura climática inteligente, la financiación climática y el trabajo conjunto para movilizar a los ciudadanos en la lucha contra el cambio climático.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.