Expertos de siete países y tres universidades estudian la contaminación del agua por presencia de metales


269

26/05/2015
Archivado en: Agua , Otros , España

Investigadores de Francia, Italia, Hungría, Portugal, Reino Unido, Estados Unidos y de las universidades de Almería (organizadora), Zaragoza y Oviedo participarón la pasada semana en la Universidad de Almería en el worshop “Metales, agua y sol”, un encuentro que reúne a los principales expertos internacionales en el estudio de la química de los metales en agua y en su comportamiento bajo radiación solar.

 

Por la producción industrial y debido a procesos humanos, cada vez hay más compuestos metálicos de los que se desconocen sus efectos y que tienen cierta probabilidad de disolverse en agua o que directamente lo hacen. Si a ello se une la radiación solar, las consecuencias son desconocidas en muchos casos y, por tanto, imprevisibles y muy graves. El objetivo, como explica el director de este congreso, el catedrático de Química Inorgánica Antonio Romerosa, director del grupo de investigación en Química de Coordinación, Organometálica y Fotoquímica de la Universidad de Almería, es tener el mayor conocimiento posible tanto para su uso práctico como para prevenir posibles daños en el futuro. “Pretendemos que no ocurra como siempre, que solo cuando pasan cincuenta años y empiezan a producirse los efectos se busca el remedio para evitarlos”, señala.

 

El workshop también pretende ampliar el abanico de las investigaciones en este campo, que van desde la descontaminación de aguas hasta la puesta en marcha de modelos informáticos para hacer ese tipo de estudios. En la UAL se investiga en nuevos compuestos y su compartamiento en el agua y con radiación solar y también en aspectos más prácticos, como la puesta en marcha de plantas piloto para destoxificar agua. A través del CIESOL y relacionado con la Plataforma Solar de Almería y el CLR, distintos grupos de investigación intentan cubrir todo el espectro hasta su comercialización industrial.

 

De todas formas, a dónde quieren llegar los investigadores es no solo a descontaminar agua, sino a no hacerlo. Porque según explica Romerosa, si se sabe qué ocurre con los metales en el agua y con los metales y el sol se puede prever la contaminación y limitar enormemente el proceso de toxicidad del agua. “Aquí también es mejor prevenir mejor que curar, aunque nos queda un camino infinito por recorrer. Queda mucho por saber y hacer”.

 

Este es el primer congreso que se realiza de esta materia en Almería, convertida en un centro importante en este tipo de investigaciones. Su impulsor, satisfecho con la presencia de los más relevantes colegas internacionales en la materia, destaca que la intención es que este workshop sea el germen de “algo más grande” en el futuro.

 

Foto: de izquierda a derecha, el investigador José Antonio Sánchez Pérez; Francisco Egea, vicerrector de Investigación en funciones; Manuel Pérez, director del CIESOL-UAL, y el catedrático Antonio Romerosa, organizador del workshop sobre metales, agua y sol.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.