FACSA, empresa pionera en telecontrol para el suministro del agua


649

24/09/2013
Archivado en: Agua , Otros , España

La utilización de esta tecnología, con la que la firma controla el agua del 96% de sus usuarios, supone una vigilancia constante para evitar anticipadamente cualquier tipo de anomalía y ofrecer al ciudadano la mayor calidad de servicio.

 

Con el firme propósito de mejorar y garantizar un servicio de calidad a sus clientes, FACSA lleva apostando, desde hace más de una década, por las últimas tecnologías en la gestión del agua. Sistemas como el telecontrol, son un ejemplo del empeño por satisfacer las necesidades, cada día más exigentes, del servicio de abastecimiento de agua.

 

FACSA cuenta desde 1994 con un sistema vanguardista de telecontrol desarrollado por sus propios ingenieros, implantado en más de 35 municipios de Castellón, así como diversas localidades de Castilla la Mancha, Aragón y Baleares. La continua expansión de la empresa, la dispersión geográfica y el gran número de instalaciones que se operan convierten a este sistema en un elemento imprescindible en la gestión moderna del agua.

 

En la actualidad se supervisa el agua suministrada a unas 870.000 personas a través de casi 300 instalaciones. Se realiza el seguimiento en tiempo real de aproximadamente 6.000 parámetros, como niveles de depósitos, caudales de agua, presiones en la red, e incluso valores de calidad del agua como el cloro o la turbidez. También se controla el correcto funcionamiento de las bombas, válvulas y otros elementos hidráulicos. De esta manera, el agua es constantemente monitorizada desde los puntos de extracción hasta casi la acometida del consumidor.

 

Una de las grandes ventajas de esta herramienta es que permite el accionamiento remoto, pudiendo operar desde cualquier lugar en multitud de maniobras.

 

SIEMPRE RÁPIDAS RESPUESTAS

 

Gracias a esta supervisión permanente, el telecontrol es capaz de detectar situaciones anómalas o de alarma, y notificarlas de manera inmediata a los técnicos y operadores del Centro de Control de Facsa. Estos actúan para darles solución. Las incidencias son enviadas al personal de atención telefónica, para que, ante cualquier consulta de los usuarios, estos sean informados de la naturaleza de la avería y el plazo previsto de resolución.

 

LA TECNOLOGÍA

 

El sistema de telecontrol es una plataforma tecnológica compleja, en continua evolución, que utiliza los últimos avances en tecnologías informáticas y telecomunicaciones. Funcionalmente se compone de tres partes básicas: los equipos de control remoto, la red de telecomunicaciones y los servidores del Centro de Control.

Los equipos de control remoto se ubican en las instalaciones y tienen la misión de recoger datos y hacerlas funcionar automáticamente. La red de telecomunicaciones facilita el tráfico de datos y órdenes entre instalaciones y los servidores del  Centro de Control, que son el cerebro del sistema.

Este inmenso caudal de datos está a disposición de los técnicos y operarios a través de ordenadores y dispositivos móviles tipo “tablet” y “smartphone”. La información se muestra en forma de gráficos animados que representan fielmente la realidad de las instalaciones controladas.

 

MEJORA CONTINUA

 

El sistema almacena toda la información recogida en sus bases de datos, lo que permite realizar un análisis exhaustivo del funcionamiento de las instalaciones. Mediante el estudio y la gestión de esos datos se optimiza la calidad del suministro de agua y se reducen todo tipo de costes energéticos y de operación.

 

Casi 20 años después de su diseño e implantación, los sistemas de telecontrol siguen siendo en una herramienta fundamental para la gestión de los abastecimientos en los que Facsa, la empresa privada con más experiencia en el ciclo integral de agua, presta sus servicios.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.