Federico Ramos participa en la presentación de la monografía "La Cooperación en la Esfera del Agua" en Nueva York


160


El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Federico Ramos, ha destacado en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, las políticas de cooperación que lleva a cabo España en todo el mundo para lograr el derecho universal al agua.

 

Ramos ha resaltado el compromiso de nuestro país para logar que todos los países tengan acceso al agua, durante la presentación de una monografía sobre “La Cooperación en la Esfera del Agua”, fruto del trabajo de la Oficina de Naciones Unidas para la Década del Agua (Unwater), del Consejo Mundial de Ingenieros Civiles (WWCE) y de la Fundación Aquae (Grupo Aguas).

 

Este proyecto, que constituye el primer número de una colección de monografías en materia de agua (“Water Monographs”), es fruto de un convenio firmado el pasado mes de julio en Madrid que cuenta con el apoyo institucional de la Misión Permanente de España ante Naciones Unidas y de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del MAGRAMA.

 

 

“Celebramos la colaboración de los distintos sectores de la sociedad con la finalidad de conseguir los mejores resultados con un doble objetivo, medioambiental, como es la gestión del agua, y de cooperación Internacional”, ha explicado Ramos.

 

 

SUMINISTRO DE AGUA PARA TODOS

 

En su intervención, el secretario de Estado ha hecho hincapié en “el compromiso del Gobierno de España por garantizar un suministro de agua en cantidad y calidad suficientes para todos, asegurando un desarrollo regional y sectorial sostenible, un objetivo que buscamos trasladar a nuestras políticas de cooperación en materia de agua” en todo el mundo.

 

 

“Muchos de los países comparten problemas y circunstancias similares a las nuestras y deben recorrer caminos y enfrentarse a desafíos que otros ya hemos recorrido, como son las políticas dirigidas a una mejor planificación, abastecimiento, potabilización o saneamiento de los recursos”, ha añadido.

 

 

Así, Ramos ha recordado la “especial sensibilización de España hacia los problemas del agua”, lo que ha llevado a nuestro país a desarrollar, desde la antigüedad, “una importante política de gestión del agua, con una elaborada gestión administrativa que nos ha permitido especializarnos en esta materia y que ha hecho que el importante nivel tecnológico adquirido por nuestros ingenieros y empresas se exporte al mundo entero”.

 

POLÍTICAS DE COOPERACIÓN

 

Ese “importante conocimiento y cultura del agua” y esa “cultura de participación y de cooperación en esta materia” ha impulsado a España a la cooperación con otros países, ha proseguido el secretario de Estado, que ha detallado algunas de las actuaciones que esta desarrollando España en esta materia.

 

 

Así, en primer lugar, ha explicado la labor desarrollada en Iberoamérica, “donde tenemos nuestras más importantes y numerosas actuaciones, por familiaridad e identidad cultural”. Ramos ha puesto en valor el impulso al trabajo de la CODIA, “el foro intergubernamental de referencia en materia de agua en América Latina y que va camino de ser el lugar de trabajo más importante en agua de Iberoamérica”.

 

 

También ha destacado el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento, gestionado por la AECID, que cuenta con una aportación de España de 800 millones de euros. “Trabajamos de forma conjunta con las distintas administraciones para conseguir el acceso de todos al agua potable y a su saneamiento”, ha afirmado el secretario de Estado.

 

Ramos también ha desgranado la cooperación en materia de agua con los países mediterráneos, ya que “muchas de las circunstancias que caracterizan al Levante y Sureste de nuestra península son comunes a otros países del Mediterráneo”, ha argumentado. Por ello, España participa en numerosas organizaciones internacionales, como la Red de Cuencas Mediterráneas y el Sistema Euro Mediterráneo de Información (SEMIDE), y ha promocionado Mediterráneo 5+5, formada por cinco países europeos y otros cinco del Norte de África”. Fruto de esta iniciativa, España y Argelia han acordado llevar a cabo una Estrategia del Agua.

 

“Seguimos expandiendo nuestro conocimiento y nuestras ansias de aprender, y ya hemos llegado a Oriente Medio, los países subsaharianos y Asia (Kazajstan o Uzbekistán)”, ha proseguido Ramos, poniendo como ejemplo el desarrollo de recursos no convencionales  (desalación), la gobernanza de las presas, la modernización de regadíos (goteo y otros) o la gestión de inundaciones y sequías.

 

SOLVENCIA DEL MODELO ESPAÑOL

 

“Nuestra disposición a compartir un modelo de gestión del agua en contexto de escasez crónica y de adaptación al cambio climático, un modelo solvente, probado ampliamente, y con un respaldo tecnológico privado en permanente innovación, es el legado que podemos transmitir a otros países”, ha señalado.

 

 

Ramos ha concluido celebrando la participación de España en la presentación de esta monografía, enmarcada en un convenio de UNWATER, el Consejo Mundial de Ingenieros Civiles y la Fundación Aquae, “que materializa dos de los principios que inspiran nuestras políticas medioambientales en materia de agua: una gestión eficaz del recurso y forjar e impulsar la realización de alianzas entre aquellos que comparten nuestros mismos valores”.

 

 

La Asamblea Generalde la ONU declaró 2013 como Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua, dentro del Decenio Internacional para la Acción “El Agua, Fuente de vida” (2005-2015).

 

Foto: Fundación AQUAE®



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.