Gaiker-IK4 lidera el proyecto europeo Filmsort para mejorar el reciclado de films y bolsas de plástico


209

25/04/2013
Fuente:

El material del que están hechas las bolsas de plástico tradicionalmente es polietileno (PE) -un material resistente y reciclable, pero no biodegradable-, hoy día están pasando a ser oxodegradables (también de PE pero con un aditivo para facilitar la degradación más rápida) o biodegradables (normalmente hechas a partir de materiales como el almidón o el ácido poliláctico). Entre los motivos de dicho cambio se encuentra el compromiso de emplear, en las aplicaciones en las que esto es posible, bolsas más respetuosas con el medio ambiente para evitar así que una parte de las 238 bolsas de plástico, que de media utilizamos anualmente cada uno de nosotros, queden abandonadas en la naturaleza sin posibilidad de reciclado.

 

Sin embargo, entre las consecuencias de dicho cambio están también las dificultades que la nueva mezcla de materiales ha traído para los recicladores de este residuo. Es en este contexto donde surge el proyecto europeo FILMSORT: una investigación liderada por el Centro Tecnológico GAIKER-IK4 (experto en la I+D+i asociada a Plásticos y Composites y a Medio Ambiente y Reciclado) y desarrollada en colaboración con la empresa española recuperadora de plásticos, CORDOPLAS, y la alemana, RTT-Steinert, dedicada a la fabricación de equipos para plantas de reciclado.

 

Iniciado en septiembre de 2012 y con una duración de 36 meses, el proyecto tiene por objetivo desarrollar un nuevo equipo denominado FSM (Film-Sorting Machine) que permita identificar y clasificar residuos plásticos de diferente naturaleza. Con un presupuesto de 658.000 euros el proyecto FILMSORT (Eco/11/304458), está enmarcado en la iniciativa Eco-Innovation para el desarrollo de producto, procesos y servicios que reduzcan el impacto ambiental, prevengan la contaminación y permitan mejor uso de los recursos. Esta iniciativa, que es parte del Programa Marco para la competitividad y la innovación (CIP) de la Comisión Europea, persigue ayudar a penetrar en el mercado tecnologías y aplicaciones novedosas y respetuosas con el medio ambiente y está fundamentalmente dirigida a las pequeñas y medianas empresas (PYME).

 

El diseño y posterior fabricación y comercialización del FSM permitirá incrementar la calidad de los plásticos recuperados, calidad que ha disminuido en la actualidad como resultado de la mezcla en el proceso de reciclado de bolsas, estuches, envoltorios y films fabricados a partir de diferentes materiales. De hecho,  gracias a la combinación del conocimiento y la experiencia de los tres partners involucrados en la investigación, no sólo será posible mejorar la calidad de la granza procedente del reciclado de films post-consumo (disminuyendo así hasta un 40% el consumo de material virgen), sino que también se considera que se podrán reducir las emisiones de CO2 en un 10%, el consumo de energía en un 8%, y la cantidad de agua requerida en el actual proceso en un 10%.

 

Según los cálculos en el marco de la investigación, el mercado directo para la tecnología desarrollada al término del proyecto en 2015 alcanzará a cerca de 250 plantas recicladoras en Europa. Estas plantas, fundamentalmente PYME, gestionaron en 2010 entre 1,6 y 2,0 millones de toneladas de residuos de film. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.