Galicia se sitúa en el cuarto puesto entre las comunidades autonómas con mayor porcentaje de reciclado de vidrio


179


En una entrevista concedida a Onda Cero Galicia, el presidente de Sogama, Luis Lamas, habló de la reciente puesta en marcha de la planta en la que ya se procesa el vidrio que esta empresa pública consigue recuperar de entre la basura en masa que llega a su complejo industrial de Cerceda, permitiendo incrementar en un 80 por ciento el reciclaje de este material en nuestra comunidad.

 

 

GALICIA, AHORA ENTRE LAS QUE MÁS VIDRIO RECICLAN

 

Lamas clarificó que con esta instalación, ubicada en Areosa (Cerceda), Galicia pasará a ocupar, a nivel estatal, el cuarto puesto entre las comunidades autonómas con mayor porcentaje de reciclado de vidrio. Un ascenso importante teniendo en cuenta que en el año 2012 se situaba en el duodécimo lugar.

 

En este sentido, explicó que una cosa es el vidrio que se recoge a través de los iglús verdes, y que tiene sus propias vías de recuperación a través del Sistema Integrado de Gestión de Ecovidrio, y otra muy distinta el que viene mezclado en el contenedor convencional, formando parte de la fracción de residuos conocida como “bolsa negra”. Y es precisamente este último el que Sogama, por primera vez en su historia, consigue recuperar, garantizando su posterior reciclado, toda vez que hasta el momento se venía depositando en vertedero, lo que implicaba desperdiciar recursos naturales y económicos.

 

 

BENEFICIOS

 

La previsión es reciclar del orden de 14.000 toneladas anuales, a las que habría que sumar las 170.000 acumuladas en un depósito de inertes, con lo cual estaríamos hablando, según Lamas, de una recuperación de entre 30.000 y 40.000 toneladas al año. Esto supondrá para la entidad pública unos beneficios económicos cuantificados en alrededor de medio millón de euros al año.

 

Pero además de todo ello, la nueva planta de Areosa traerá consigo una serie de ventajas en el ámbito medioambiental, ya que contribuirá a reducir el volumen de desechos destinados a vertedero y a disminuir la contaminación del aire hasta en un 20 por ciento. También favorecerá el ahorro de energía y materias primas, pues la temperatura necesaria para fundir el calcín es menor a la exigida para fundir las materias primas originales.

 

Desde la perspectiva social, el máximo responsable de Sogama se refirió a la creación de ocho puestos de trabajo “no son muchos, pero lógicamente en el momento de crisis por el que estamos pasando, es un dato a tener muy en cuenta”. Un total de cinco estarán vinculados a la planta de Areosa y los tres restantes a la planta de clasificación de Verín, por donde pasa el vidrio seleccionado en la primera antes de ser remitido a la industria transformadora.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

ÚLTIMO NÚMERO
@RevistaRETEMA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.