Gobiernos locales y regionales de Europa piden que no se retire el paquete de medidas en materia de residuos de la UE


164


El Comité de las Regiones Europeo (CDR) ha solicitado a la Comisión Europea que reconsidere la decisión de retirar los cambios propuestos en la legislación de la UE en materia de residuos. El Comité, la asamblea de la UE de los representantes regionales y locales, alega que sería mucho más sensato basarse en las propuestas iniciales que «empezar desde cero». En su dictamen aprobado en la sesión plenaria de febrero, exhorta a la Comisión a que utilice las propuestas del paquete inicial como base para elaborar un acto legislativo ambicioso en materia de residuos que ayude a que Europa logre una «economía circular» sostenible.

 

El paquete de medidas en materia de residuos de la UE fue propuesto por la anterior Comisión Europea el año pasado y su objetivo era modificar la legislación en vigor aumentando los niveles de reciclado y endureciendo las normas relativas a los vertidos. La nueva Comisión, encabezada por Jean-Claude Juncker, está sopesando la posibilidad de abandonar el paquete con la promesa de introducir planes «más ambiciosos» a lo largo del año. Mariana Gâju (RO/PSE), alcaldesa de Cump?na y ponente del dictamen, recordó los datos de la Comisión según los cuales esta legislación podría aportar unos ahorros netos de 600 000 millones de euros, crear dos millones de puestos de trabajo e impulsar el PIB en un 1 %. Mariana Gâju destacó que las ciudades y regiones europeas reconocen los beneficios del reciclado y la gestión de los residuos y pidió a la Comisión que no perdiera más tiempo retirando los planes iniciales.

 

 

 

«Las propuestas no son perfectas, por eso hemos señalado una serie de cuestiones que consideramos que pueden mejorarse. Sin embargo, la UE funciona alcanzando compromisos y el paquete inicial en materia de residuos es precisamente eso: ¿cómo podemos esperar encontrar un nuevo acuerdo que todo el mundo acepte en unos pocos meses? Volver a empezar desde cero no parece más que echar a perder los avances que se han conseguido. Estamos de acuerdo en que alcanzar una "economía circular" es bueno para la economía, para el medioambiente y para los ciudadanos, así que trabajemos con lo que ya tenemos», afirmó Mariana Gâju.

 

 

 

En la presentación del programa de trabajo de la Comisión durante el pleno del CDR, celebrado en Bruselas el 11 y 12 de febrero, Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea, confirmó que el paquete sobre la «economía circular» está revisándose. Al responder a las preguntas del CDR, afirmó que era necesario mejorar las propuestas para garantizar que también presten atención a la producción económica sostenible. También dijo que es importante promulgar actos legislativos cuyos objetivos puedan alcanzarse de manera realista. «A veces, cuando se propone legislación en ámbitos que consideramos extremadamente importantes, pecamos de poco realistas y elegimos opciones que, francamente, no seremos capaces de aplicar», afirmó.

 

El paquete sobre la economía circular presentado inicialmente incluye una serie de medidas para garantizar el reciclado del 70 % de los residuos municipales de aquí a 2030, un objetivo vinculante de reciclado del 80 % de los residuos de envases de aquí a 2030 y la prohibición de verter residuos reciclables de aquí a 2025. El dictamen del Comité establece sus propios objetivos que, como concluyó la ponente, ahora deberían tomarse como base para la nueva legislación en caso de que la Comisión elaborase un nuevo paquete:

 

  • prohibir el vertido de residuos reciclables y biodegradables de aquí al 1 de enero de 2025 y hacer que el objetivo máximo de depósito de desechos residuales del 5 % pase a ser un objetivo obligatorio de aquí a 2030;
  • garantizar una única definición de residuos municipales y establecer un único método para calcular los objetivos de reciclado en la UE;
  • aumentar la responsabilidad medioambiental de las empresas mediante la introducción de recomendaciones para garantizar el uso de materias recicladas en los bienes comercializados;
  • introducir un objetivo de reciclaje para los biorresiduos en la Directiva marco sobre residuos revisada;
  • incluir un nuevo objetivo de productividad de los recursos que proponga un aumento de al menos el 30 % de aquí a 2030 en la revisión intermedia de la Estrategia Europa 2020.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.