Hans-M. Klaue de AKF BANK sobre el proyecto de la planta de Epele: "Hemos tenido en cuenta la seriedad del proyecto"


368


El Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, GHK, y AKF BANK han llegado a un acuerdo para asignar a la planta de compostaje y estación de transferencia de Epele la dotación presupuestaria necesaria para su construcción. Según este acuerdo, AKF BANK pondrá a disposición del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa una línea de crédito de 8 millones de euros, a un tipo de interés del 4,3%.

 

La planta de compostaje y estación de transferencia de Epele (Bergara) se encuentra en su última fase de construcción y se espera que en el plazo de 5 meses y medio entre en funcionamiento, tratando la materia orgánica proveniente de la recogida selectiva de los hogares y centros de trabajo de Gipuzkoa. Para su financiación, GHK ha llegado a un acuerdo con la entidad financiera con sede en Alemania. Según este acuerdo, AKF Bank pondrá en manos del Consorcio de Residuos una línea de crédito de 8 millones de euros, a un tipo de interés del 4,3%. Hans-Martin Klaue (Berlín, 1960) presidente de AKF-Bank España, reside desde 1990 en Madrid. Según una entrevista de Nerea Uranga de Gipuzkoako Hitza, y publicada en la web del Consorcio, la relación con GHK ha sido “perfecta”.

 

 

El banco que preside, AKF Bank, ha firmado un acuerdo con GHK para financiar la planta de compostaje de Epele, en Bergara, Gipuzkoa. ¿En qué consiste este acuerdo?

 

AKF proporcionará los fondos necesarios hasta un máximo de 8 millones de Euros para la financiación tanto de la parte de obra civil como de la parte técnica de la planta. Se trata de una financiación a 8 años con posibilidad de prorrogar otros 8 años, que permite una cómoda amortización de la deuda.

 

¿En base a qué ha decidido financiar una planta de compostaje?

 

La alta y reconocida solvencia de la Diputación de Guipúzcoa, que está detrás de esta financiación, la seriedad del proyecto y de la institución pública (GHK) que lidera el proyecto.

 

Después de la firma del contrato, GHK ha subrayado que en el mercado financiero hay productos idóneos para las empresas públicas. En este aspecto, ¿en qué se diferencia lo que ofrece su banco, con respecto a otros productos de financiación?

 

Creo que entendemos mejor las necesidades directas de financiación de inversión. Nosotros, al ser un banco especializado en este tipo de financiación no vinculamos ésta a otros productos bancarios y nos limitamos a prestar el servicio de financiación. Por el otro lado entendemos, al ser una entidad alemana, el producto “Komunalkredit”, es decir la vinculación final dela Diputacióncon el proyecto.

 

¿Ha sido complejo concretar las bases del acuerdo?

 

Con el cliente, no. Hubo perfecto entendimiento desde el inicio. Más difícil era concretar o mejor dicho entender cómo funciona esta parte de la administración, desde GHK vía el consorcio a las mancomunidades etc., y todo esto con la normativa foral…

 

Aunque AKF Bank sea un banco alemán, no es el primer crédito que otorga a empresa o entidad vasca. ¿Desde cuándo operan en Euskadi y que tipo de proyectos han financiado?

 

AKF está operativo desde el año 2006 en Euskadi y en España. Hemos financiado muchos clientes aquí, por ejemplo en el sector de las grúas móviles, de maquinaria de herramienta etc. Pero no solo esto: Nosotros tenemos muchos clientes en Euskadi que son los principales fabricantes de maquina herramienta que nosotros ayudamos en la exportación, financiando sus clientes en Alemania.

 

AKF Bank financia principalmente bienes y equipamientos industriales, y con especial interés las infraestructuras sostenibles con el medio ambiente ¿A que se debe esa decisión?

 

Esto se debe a que en Alemania procuramos mucho de tener una buena imagen. AKF pertenece al grupo industrial Vorwerk, conocido aquí sobre todo por el robot de cocina “Thermomix”. Y siendo Vorwerk una empresa familiar tenemos nuestros principios, entre ellos el respeto por el medio ambiente y la gestión sostenible.

 

Usted proviene de Alemania, un lugar donde conviven la incineración y modelos de gestión de residuos que favorecen el reciclaje. ¿Que opinión le merece esta combinación?

 

Entiendo que la convivencia de ambos modelos por lo menos es complicada. A más grado de reciclaje, sobre todo de papel y plástico, menos combustible para la incineración. Aparte que la producción de energía eléctrica por lo menos en Alemania con la incineración de residuos sólidos urbanos ya no es rentable y cuesta al contribuyente bastante dinero.

 

¿Es la incineración de residuos una tecnología al alza o en retroceso en Alemania?

 

La correspondiente ley en Alemania para los residuos sólidos desde hace tiempo obliga a un tratamiento de separación y clasificación anterior a la incineración. Por lo tanto Alemania cuenta con sobre-capacidad de incineradoras, ya que hasta hace unos 15 – 10 años se daba prioridad a la incineración y no se ha tenido en cuenta la disminución de los residuos por la vía del reciclaje. Esto ha provocado que Alemania importe residuos para poder “alimentar” las incineradoras, con un claro coste político y social. Yo diría que cualquier tratamiento más ecológico que la incineración está mejor visto en Alemania.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.