Hasta un 75% de los materiales de las pilas domésticas son reutilizables, según un estudio de Ecopilas


191


Esta es una de las principales conclusiones de un estudio presentado por la fundación medioambiental Ecopilas. El 75% de los materiales de las pilas domésticas usadas son reutilizables en nuevos procesos de fabricación mediante los actuales sistemas de reciclado. Esta conclusión se desprende del estudio sobre la reciclabilidad de las pilas realizado Ecopilas que hecho público con motivo de la celebración del Día Mundial del Reciclaje, el próximo 17 de mayo.

 

Según Ecopilas, en España se consumen y desechan cada año 400.000.000 de pilas de todas clases (8.500 toneladas). Las más habituales en el ámbito doméstico son las alcalinas / salinas, utilizadas en aparatos de bajo consumo, como radios portátiles, linternas, mandos a distancia, juguetes, etc. Concretamente, la fundación señala que alrededor de un 97% de las pilas que se recogen en los más de 30.000 contenedores que tiene desplegados por toda España son de ese tipo.

 

Según Recypilas, gestor colaborador de Ecopilas, una pila alcalina cargada se compone, aproximadamente, de un 30-45% de dióxido de manganeso, 20-25% de hierro, 10-25% de zinc, 6-10% de agua, 4-8% de electrolito y un 10% de grafito, plásticos, papeles y otros materiales. Durante su uso se producen una serie de reacciones químicas que hacen que algunas sustancias originales reaccionen entre ellas y se transformen, principalmente el óxido de zinc y de manganeso, mientras que otras, como el hierro, el grafito o el agua, no cambian.  

 

En los diferentes procesos de reciclaje aplicados actualmente en Europa, el porcentaje de aprovechamiento de materias primas oscila entre un 55% y un 75%, dependiendo del grado de humedad de las pilas, el nivel de agotamiento, su deterioro y los porcentajes entre alcalinas y salinas que se traten.

 

Los materiales recuperados en mayor cantidad son el hierro y el zinc, que regresan al mercado para su utilización en la industria metalúrgica. También se recuperan, en menor medida, aleaciones de metales que se envían a fundiciones para la fabricación de diferentes productos.

 

 

Según José Pérez, presidente de Ecopilas, “el reciclaje es la mejor solución para evitar la propagación de materiales contaminantes al medio ambiente, consiguiendo además la recuperación de materias primas valiosas y ahorrando energía. Como consumidores, está en nuestra mano garantizar este aprovechamiento al depositar las pilas en sus contenedores específicos y evitar que acaben en vertederos o incineradoras, donde no reciben ningún tipo de tratamiento”.

 

 

En este sentido, y coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Reciclaje, Ecopilas destaca la gran concienciación ciudadana que existe en España en torno al reciclaje de pilas, y el esfuerzo realizado para convertirse en uno de los países europeos con ratios más altos de recogida de estos residuos.

 

Según la fundación, los ciudadanos no dudan en contribuir al reciclado de las pilas, siempre y cuando existan puntos de recogida cercanos a su domicilio o en lugares de visita frecuente, como grandes superficies, centros comerciales o comercios minoristas.

 

Concretamente, a través de su red de más de 30.000 recopiladores, Ecopilas recoge anualmente cerca de 3.000 toneladas de pilas, el equivalente al 35% de las puestas en el mercado por los productores, 10 puntos por encima de lo exigido por la normativa. Este dato sitúa a España en el sexto puesto de los países de la Unión Europea por ratio de recogida, sólo por detrás de Bélgica, Rumanía, Holanda, Alemania y Dinamarca.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.