Inaugurado el Centro de Tratamiento de Residuos de Osona y el Ripollès tras una inversión de 20,3 millones de euros


321


El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Santi Vila, ha inaugurado el centro de tratamiento de residuos municipales (CTR) de Osona y el Ripollès, situado en el municipio de Orís (Osona). El consejero ha estado acompañado por los presidentes del Consell Comarcal d´Osona, Joan Roca, del Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos de Osona, Miquel Arisa y del Consell Comarcal del Ripollès, Miquel Rovira.

 

El CTR es una instalación diseñada para el tratamiento de la fracción resto y la orgánica, promovida por el Consorcio de Gestión de Residuos Urbanos de Osona y financiada íntegramente por la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), en el marco del Plan Territorial sectorial de infraestructuras de gestión de residuos municipales de Cataluña 2013-2020 (PINFRECAT20). El coste total de la actuación ha sido de 20,35 millones de euros y dará servicio a más de 180.000 ciudadanos.

 

La instalación permitirá reducir entre el 40 y el 50% la cantidad de fracción resto (residuos mezclados que todavía contienen materiales valorizables) que entra en el depósito controlado (vertedero) del municipio, recuperar materiales valorizables y poderlos reciclar, compostar la fracción orgánica que se recoge selectivamente en Osona y el Ripollès, sin tener que transportar a comarcas vecinas, y estabilizar los restos orgánicos de la fracción resto, evitando su entrada directa al depósito controlado. De esta manera, se da cumplimiento a la normativa europea, que obliga a valorizar los residuos antes de verterlos en un depósito controlado. El CTR tiene capacidad para tratar anualmente 43.000 toneladas de fracción resto y 10.000 toneladas de fracción orgánica recogida selectivamente, de forma independiente.

 

 

El tratamiento de la fracción resto

 

El resto es la fracción residual de los residuos municipales, una vez efectuadas las recogidas selectivas, y que aún puede contener materiales valorizables. El CTR está preparado para separar estos residuos valorizables, como la fracción orgánica, los envases y los materiales metálicos, a través de determinados procesos mecánicos y biológicos. La orgánica se estabiliza y los otros materiales se llevan a reciclar. De esta manera se reduce prácticamente a la mitad la cantidad de desecho final que termina entrando en el vertedero, mejorando las condiciones de la disposición para reducir sensiblemente los impactos adversos



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.