Innovación, creatividad, emprendimiento y mucha pasión por el agua y las personas en Aquae Campus Valladolid

El Aquae Campus Valladolid llenó completamente la Sala Teatro Experimental del Auditorio Miguel Delibes


867


Ni una asiento vacío en el auditorio. El Campus reunió a más de 400 personas y otros tantos lo siguieron vía streaming, en una jornada de cinco horas trepidantes en la que no faltó el arte, la ciencia, el humor y sobre todo, la Revolución de las Ideas. El Campus comenzó a las 09.30 y a las 10.30 el hashtag #AquaeCampus ya se situaba en los primeros puestos de la lista de Trending Topics España.  

Todos los ponentes, cada uno desde su propio registro, brillaron

Todos los ponentes, cada uno desde su propio registro, brillaron. El Aquae Campus “energizante, agitador, ilusionante” en palabras de su conductora, Belén Viloria, comenzó con el innovador y referente de la economía colaborativa Javier Creus: “¡Deseduquémonos! Las recetas son infinitas, el límite es nuestra imaginación, aspiremos a la abundancia”, "la ventaja ya no está en ser mayor, está en pensar más grande, hacer más con menos", “quitemos las etiquetas a todo lo que tiene potencial para crear valor”, “reutilizar y encontrar nuevas maneras de hacer las cosas es nuestra responsabilidad” o “la economía colaborativa permite combinar recursos y tener otras fuentes de confianza” fueron algunas de sus recetas. 

La maker Cecilia Tham destacó la importancia de innovar en comunidad: “Hoy día hasta Superman necesita la ayuda de más superhéroes para poder salvar el mundo, necesitan ser comunidad", "las grandes ideas surgen cuando se unen ideas distintas, las comunidades tienen que avanzar conjuntamente", o “hoy en día podemos diseñar globalmente y fabricar localmente, los fablabs son ejemplos de esto" fueron algunas de sus propuestas. Por su parte, Nieves Cubo dejó al público tan sorprendido como interesado por su explicación de bio impresión de tejidos humanos: "La impresión 3D es una gran ayuda para la medicina". "Mi primera impresora 3D se llamaba Wendy. Con ella imprimí piel humana. Hoy podemos reconstruir tejidos humanos e incluso imprimir con materiales biodegradables para implantarlos".

Mesa redonda

Durante la mesa redonda, moderada por Eduardo Álvarez, director general de Radio Televisión de Castilla y León, se destacó la necesidad de que las colaboraciones sean win-win para que funcionen. Asunción Martínez, miembro del patronato de Fundación Aquae subrayó durante su intervención el importante papel de las personas, “las personas deben ser el centro sobre el que pivote la innovación y emprendimiento” y destacó el "talento, curiosidad, glocalización y trabajo como factores fundamentales en las ideas y transferencia de conocimiento". Celedonio Álvarez, vicerrector de UVA, fue unánime con la participación de Asunción Martínez: "Lo más importante para la viabilidad de un proyecto son las personas" y destacó el papel de la Universidad en la innovación y su constante conocimiento de las novedades que se producen en cada ámbito. Por su parte, la emprendedora y coorganizadora de Fundación Iniciador, Mariví Narvona señaló los principales retos de los emprendedores para llevar sus proyectos adelante. 

Tras la mesa redonda, la jornada retomó el hilo trepidante de la mano de la divulgadora científica Natalia Ruiz Zelmanovitch, quien explicó con humor el papel del agua en el cosmos.

Café colaborativo

El segundo bloque llegó tras el café colaborativo, durante el cual y a lo largo de 30 minutos, el público pudo conocer mejor el trabajo de la Fundación a través de un recorrido en los espacios diseñados a tal efecto con una exposición de proyectos Innova finalistas, de carteles Diseña finalistas, una bicicleta tándem donde ponerse las pilas en el mundo colaborativo y numerosas sorpresas que se prepararon para mantener el ritmo del encuentro y la atención constante del público. 

Durante el café también se hizo entrega del material de merchandising en el que había una tentadora manzana –que depositada al final del acto en un recipiente señalaría el termómetro de satisfacción del evento, y hemos de decir que los recipientes se llenaron hasta los topes-, una moderna revista-póster que recogía la participación a todos los finalistas a los diversos premios, un vaso y una botella reciclables y reusables, así como material informativo de la fundación. También se informaba a los asistentes con un curioso folleto sobre las características de los árboles que se plantarán para compensar la huella del Campus - robles y encinas- ya que se plantará un árbol por cada asistente al evento. 

El segundo bloque llegó con nueva fuerza

El segundo bloque llegó con nueva fuerza. Con un “¿Cómo están ustedeees? - ¡Datificadooooooosss!” el experto en big data Ramón Sangüesa abría su ponencia en la que destacó una cuestión que no dejó a nadie indiferente “Si el Big Data es el nuevo petróleo, ¿somos los nuevos fósiles?” y continuó desvelando los secretos del ecosistema virtual que es Internet, donde hoy en día “es posible predecir una epidemia a partir de los datos extraídos de Twitter". Tras los datos, llegó el turno de la crítica de arte y periodista Roberta Bosco quien explicó en clave artística proyectos como el de Río Tinto y destacó la obra de Gilberto Esparza, artista contemporáneo que trabaja con la naturaleza. Tras ella llegó el turno del escritor Santiago Roncagliolo, quien explicó el proyecto que Aquae y Unicef desarrollan en el Amazonas peruano, donde viajó para contarnos el reto de vivir con agua segura en un lugar en el que hay abundancia de agua, pero contaminada:  “Tener agua limpia en el Amazonas no es cuestión de recursos sino de conocimiento", explicó, “y tener o no agua potable es cuestión de dignidad humana, luchemos por el derecho al agua segura, porque el agua es la carretera, es el supermercado, es vida, es todo”.

Inmediatamente después se presentaron dos proyectos emprendedores. Eduard Rosselló, del proyecto E3, rodeado de 20 personas que forman parte de su proyecto de inclusión social, arrancó su emotiva presentación apelando al interés del público con una pregunta: “¿Qué pasa con el talento que no vemos?”, para dirigir su discurso hacia dos cuestiones que forman parte de su filosofía "no hay desarrollo si no hay libertad” y “los límites no existen, los pone el miedo a equivocarse". Por su parte, Enrique Enciso, del Grupo Sylvestris de Ingeniería Natural, contó a modo de western el contexto de vulnerabilidad en el que viven nuestros bosques y su proyecto de siembra. El Grupo Sylvestris será el encargado de plantar las encinas y robles por cada uno de los asistentes del Aquae Campus, así como una cuota mayor para compensar la huella ecológica celebrada por la organización y puesta en marcha del evento.

La Master Class corrió a cargo de Ana Sáenz de Miera, directora para España y Portugal de la mayor red global de emprendedores sociales: Ashoka, que cuenta con uno de los emprendedores sociales más conocidos a nivel global Jimmy Wales, creador de la Wikipedia. Para Ana Sáenz de Miera "lo importante de una idea es la persona que está detrás, y las ideas no van solas sino con una visión de cambio”. Destacó que "dar a conocer el emprendimiento social es la mejor manera de hacer algo por la innovación" y finalizó con un mensaje que recibió los aplausos del público "Hay que tener la actitud de querer cambiar las cosas, y entre todos, podemos hacer grandes cambios por un mundo mejor”. Ana Sáenz de Miera recibió numerosas preguntas por parte de los asistentes.

Uno de los momentos más especiales del evento fue la entrega de premiosAsunción Martínez, miembro del patronato de Fundación Aquae fue la encargada de entregar el Innova Sostenible, que recogió el escritor peruano Santiago Roncangliolo en nombre del ganador Wiliam Antonio Lozano Rivas, quien envió su candidatura desde Colombia. Por su parte, Celedonio Álvarez, Vicerrector de Innovación de la Universidad de Valladolid hizo entrega del Innova Social a Esther Borao, al frente del proyecto No More!, Antonio Gato, Concejal de Innovación fue el encargado de entregar el Innova Emprende a David de la Varga, del proyecto Sedaqua. 

Durante la gala también se entregó uno de los galardones más significativos del Campus: el Premio Diseña, al trabajo que mejor ha captado en una imagen la Revolución de las Ideas. Oscar Puente, Alcalde de Valladolid, fue el encargado de entregar el Premio a su autora Anna Tó Cubells, quien se desplazó desde Berlín para explicar su propuesta creativa en el Campus.

Sin duda, los momentos de mayor distensión y humor lo pusieron los monologuistas científicos. Eduardo Sáenz de Cabezón introdujo con mucho humor la “lógica difusa” y la "la falacia del consecuente" en las relaciones entre personas. Y creó un nuevo concepto que rápidamente se extendió entre los asistentes del Campus: "Topalantismo", un 'palabro' de ánimo a los emprendedores.

El broche de oro corrió a cargo de Antropoloops, una propuesta de investigación colaborativa musical muy innovadora, que reúne músicas de todo el mundo mostrando la riqueza de la diversidad, y las reúne en pequeñas piezas reflejando que desde la diversidad también se puede generar armonía y equipo.

El entusiasmo, ilusión y las ganas innovadoras del equipo de redes de la Fundación Aquae se vio reflejado en la puesta en práctica de un innovador proyecto de Smartphone TV que se realizó entre la fundación y un equipo del grupo Periodistillas de Valladolid, capaces de resumir en 58 segundos una jornada vibrante, captando las imágenes con sus teléfonos inteligentes y realizando las conexiones vía whatsapp. ¡Abrimos la lata de la innovación en todos los sentidos!

La organización del evento, a cuyo frente se encuentra el equipo de Fundación Aquae y Aguas de Valladolid dan las gracias a todos por todo el entusiasmo, pasión, capacidad innovadora y muestras de cariño recibidas.

Puedes ver la galería fotográfica completa del evento aquí.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.