Investigadores de la UPM analizarán la biodiversidad microbiana del aire urbano de Madrid

El Programa AIRBIOTA-CM analizará la calidad biológica de la atmósfera madrileña con tecnologías emergentes de biología molecular y la ayuda de drones dotados de muestreadores

Captador de la microbiota del aire situado en la terraza de la ETSI Industriales de la UPM


1085


El aire que nos rodea contiene más vida de la que cabía esperar. Recientes estudios científicos concluyen que no solo transporta elementos biológicos procedentes del suelo y el agua, como bacterias, virus, hongos y granos de polen, sino que constituye en sí mismo un ecosistema natural único. Conocer la calidad biológica del aire urbano implica estudiar esa compleja comunidad de microorganismos que flota en la atmósfera, que se denomina aerobiota. Este objetivo es el que se plantea en la Comunidad de Madrid el Programa AIRBIOTA-CM, surgido de la colaboración de cinco grupos de investigación especializados en diferentes áreas, dos de ellos pertenecientes a la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Tradicionalmente, la toma de muestras del aire para el estudio de los microorganismos se hace filtrando el aire sobre medios de cultivo o filtros que luego se incuban. Sin embargo, la mayor parte de la biodiversidad de un ecosistema es la no cultivable. Por ello, los investigadores van a analizarla mediante tecnologías emergentes de biología molecular como la secuenciación masiva del ADN. Además, como la biodiversidad puede variar en función de la altura, se estudiará, de forma completamente innovadora, la biota del aire en distintas cotas con la ayuda de drones que incorporan muestreadores especialmente diseñados para este propósito.

El estudio global de los microorganismos presentes en el aire permitirá identificar patógenos humanos y animales, así como alérgenos, y su prevalencia en diferentes estaciones del año en la Comunidad de Madrid. A medio y largo plazo, los datos recopilados se analizarán para el desarrollo de modelos matemáticos que permitan predecir cambios en la composición de la aerobiota basados en factores como la altura, la meteorología o la proximidad de ambientes urbanos o industriales.

Seleccionado en la convocatoria correspondiente a 2013 de ayudas de la Comunidad de Madrid a programas de actividades de I+D en tecnologías, el Programa AIRBIOTA-CM cuenta aproximadamente con un presupuesto de 705.000 euros para cuatro años (2014-2018). Su plantilla abarca disciplinas aparentemente distantes como la biología, la ingeniería y las matemáticas. De la UPM, forman parte los grupos de investigación Bioingeniería y Materiales (BIO-MAT) y Computer Vision (CVG), especializado este en el guiado visual de vehículos aéreos no tripulados. Participan, además, expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades Complutense y Autónoma de Madrid.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.