IPROMA lidera el proyecto de investigación e innovación MICROFILCER

Foto del equipo de investigación del proyecto


744

30/10/2015
Archivado en: Agua , Otros , España

La primera reunión del proyecto de investigación e innovación MICROFILCER citó a sus cuatro socios, el coordinador IPROMA (Investigación y Proyectos Medio Ambiente, S.A.), Microbiotech, S.L., ITC (Instituto Universitario de Tecnología Cerámica de la Universitat Jaume I) y UPV (Universitat Poltècnica de València) con el propósito de presentar los principales objetivos del proyecto y el rol de cada uno de ellos, así como coordinar las diferentes actividades y tareas para el desarrollo del proyecto.

 

MICROFILCER, liderado por IPROMA, tiene como objetivo principal el desarrollo de un nuevo sistema de microfiltración compacto y reutilizable para preconcentración o pretratamiento de muestras procedentes de matrices de aguas residuales e industriales, basado en membranas cerámicas sensibles a las microondas y cuya composición se base en materias primas de bajo coste.

 

El proyecto (nº expediente RTC-2015-3421-5), liderado por IPROMA, cuenta con un presupuesto total de 840.131,92 euros y un presupuesto financiable de 736.715,50€, y está cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en la convocatoria Retos-Colaboración del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016.

 

Objetivo: sistema de microfiltración reutilizable basado en membranas cerámicas sensibles a las microondas

En búsqueda de la eficiencia en laboratorios de análisis, MICROFILCER busca dar respuesta a las exigencias crecientes de los propios procesos y procedimientos del sector de análisis de muestras, concretamente en el uso inteligente de recursos y materias primas.

En la actualidad, el gasto de los filtros de microfiltración supone alrededor del 30% del total de material fungible que consumen los laboratorios de análisis. Principalmente, esto es así porque después de cada uso, los filtros son desechados; y además, prácticamente en la totalidad de análisis de muestras se ejecutan procesos de pretratamiento (filtración) y de preconcentración que requieren de dichos filtros.

De manera que, el volumen de filtros desechados en España gira en torno al millón cada año. Esta cifra asciende a más de 100 millones de unidades en toda Europa.

El aspecto más innovador de MICROFILCER es el desarrollo de un sistema de microfiltración que, además, permita la regeneración de membranas mediante microondas en un único dispositivo. De esta manera, ya no habría necesidad de reponer la membrana de microfiltración tras cada uso, lo que tendría un importante impacto económico, industrial y medioambiental al reducir tanto los elementos utilizados y desechados como los costes en laboratorios de análisis.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.