Joaquín Olona apuesta por convertir a Aragón en referente en la luchar contra el lindano

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón inauguró ayer el 13º Foro Internacional de HCH y Pesticidas


450


El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha abogado por “impulsar la innovación tecnológica y la cooperación internacional para luchar contra el problema del lindano”. Olona ha subrayado que neutralizar los residuos de la producción del lindano y de otros pesticidas “es un reto ambiental de carácter global, dada la gran persistencia y la fácil difusión de estos productos”.

Olona inauguró ayer este congreso en el que participan más de 150 especialistas de 35 países. “Este foro va a servir no solo para intercambiar experiencias y conocimientos, sino que será de gran utilidad para promover el impulso a la innovación y el desarrollo tecnológico”, ha expuesto Joaquín Olona.

Aragón, referente tecnológico

El consejero ha recalcado que la descontaminación de los terrenos afectados por los residuos del lindano en Sabiñánigo “es uno de los problemas ambientales más graves y por tanto una prioridad absoluta del Gobierno de Aragón”. Según Olona, “este reto es al mismo tiempo una gran oportunidad para convertir a Sabiñánigo y Aragón en referente de desarrollo tecnológico e innovación para luchar contra el problema”.

“La excelente respuesta que ha tenido este foro pone de manifiesto que las actuaciones que abordamos en Aragón son objeto de interés internacional y que se trata de un problema global”, ha señalado Joaquín Olona, quien en todo momento ha reconocido que “estamos ante un reto cuyas soluciones no se encontrarán hasta medio y largo plazo”. “Es necesaria mucha financiación para abordar el problema, pero tan importante como la financiación es saber qué soluciones tecnológicas caben: sin dinero no se puede abordar la solución, pero solo con dinero tampoco”, ha resumido.

Olona ha recordado que el proyecto europeo ‘Discovered Life’, en que se enmarca el foro sirve para ensayar una técnica química de oxidación in situ, pero que, además, será necesario desarrollar y aplicar muchas otras tecnologías, mediante un enfoque múltiple de soluciones químicas, biológicas y microbiológicas. El consejero ha recordado que la actividad industrial de la fábrica INQUINOSA, entre la década de los 70 y 80, conllevó vertidos de “una mezcla compleja, que es necesario aislar y evitar por todos los medios que se fuguen y afecten al agua”. “En el caso de que por cualquier episodio se afecte al agua, hay que incidir en la detección inmediata para actuar y garantizar la potabilidad del agua”, ha explicado Joaquín Olona.

En paralelo, el Gobierno de Aragón trabaja para hacer efectiva la ejecución de la sentencia que condenó a INQUINOSA a una indemnización de 15 millones de euros, así como en poder ocupar los terrenos de la empresa, para abordar también su descontaminación.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.