La ARC colabora en la ampliación y mejora de una planta de compostaje en el municipio boliviano de Tiquipaya


210


En el marco del convenio que la Agencia de Residuos de Cataluña y la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo tienen con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua para el fortalecimiento del sector residuos en Bolivia, se han implementado las obras de ampliación y mejora de la planta de compostaje del municipio de Tiquipaya. La inauguración ha estado en presencia de la Ministra de Medio Ambiente y Agua de Bolivia, el Alcalde del municipio, autoridades del nivel regional y de la Agencia de Residuos de Cataluña.

 

La Agencia de Residuos de Cataluña ha apoyado financiera y técnicamente la construcción de la planta y las campañas de educación y sensibilización. La planta de compostaje que ya contó con una primera fase de ayuda para la construcción, se ha visto mejorada ahora con una segunda fase. En esta segunda fase, se ha ampliado la capacidad de la planta mediante la construcción de paredes en el área de descomposición por ventilación forzada y se ha mejorado su eficiencia mediante la compra de una pala cargadora, la pavimentación de la área de recepción de materiales y del área de almacén de compost, así como con la capacitación de personal. También se ha construido un módulo educativo con su material didáctico.

 

La planta tiene una capacidad de tratamiento de 8 Ton / día de residuos orgánicos que producen unas 2,5 Ton / día de compost. El compuesto producido es de alta calidad y su uso está muy solicitado. Es utilizado en las zonas ajardinadas y reforestaciones del propio municipio y por las Asociaciones de mujeres floristas y productores; además también se vende en privados. La planta es operada por un equipo de 6 mujeres y es también un espacio educativo y demostrativo donde pueden verse diferentes métodos de tratamiento de los residuos orgánicos dado que también cuenta con un área para la vermicultura y un biodigestor piloto.

 

Los impactos de la planta son ambientales, económicos y sociales. Por un lado se han reducido en un 9% los residuos que van al vertedero evitando la producción de gases de efecto invernadero y lixiviados, por otro, se ha generado un mercado alrededor del compuesto y la producción orgánica y se han generado puestos de trabajo para mujeres y educación a la población.

 

Durante la inauguración, también se ha dado inicio a la recogida selectiva puerta a puerta que empezará a un barrio de unas 2.000 personas. Esta actividad cuenta con el apoyo de la Diputación de Barcelona y del consorcio formado por la Asociación de Municipios Puerta a Puerta, Spora, la Mancomunidad La Plana y la ARC.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.