La Central Térmica de Soria comienza su fase de pruebas para arrancar en las próximas semanas


191


El equipo técnico de la empresa Rebi y la empresa fabricante de las calderas que alberga la Central Térmica de Soria, Ventil, con César Tavares a la cabeza, desarrolla las primeras pruebas de la Red de Calor que tiene origen detrás de El Mirón. Consisten en la puesta en marcha de las calderas que ya queman astilla y en el llenado de agua del primer tramo del circuito de la Red.

 

El objetivo es prestar servicio cuanto antes a los clientes que han confiando en el primer district heating de la capital soriana que da servicio de calefacción y agua caliente sanitaria al centro y norte de la ciudad, y a los vecinos que aún siguen confiando. Los trabajos en las calles también prosiguen en lo que se califica como la obra civil más complicada en la historia de Soria debido a la dimensión de los tubos que se están soterrando, esto requiere especial cuidado y rigurosidad técnica a la hora de abrir las zanjas. Es una Red abierta que continúa en constante evolución y a la que cada día se van adhiriendo usuarios.

 

Las dos calderas de biomasa suministradas por la empresa Ventil, que presentan sus correspondientes ciclones y filtros, suman 12 MW térmicos de potencia. Tienen 4,4 metros de diámetro y 6,3 metros de altura, y 44 toneladas de peso. La sala también incluye los acumuladores depósitos de inercia de 5 toneladas cada uno, colectores, bombas y demás instalaciones de la red de calor para proporcionar estrictamente energía térmica para calefacción y agua caliente. Todos los equipos componentes de la central son totalmente automáticos y tienen un sistema de telegestión y medición continua, control telemático que también está siendo probado estos días.

 

La ejecución de la Red ya puede observarse en su primera fase, tiene origen en el Camino del Peñón donde está ubicada la central térmica. La Red tiene una longitud de 7 kilómetros (con doble recorrido de tubería). El ramal principal ya está enterrado bajo la carretera de Logroño hacia el norte hasta llegar a las calles Enrique Tierno Galván hasta el cruce de la calle las casas con el colegio Fuente del Rey. Gerardo Diego, Heliodoro Carpintero y Maestro García Muñoz reciben estos días la obra; al igual que la calle Clemente Sáez hacia el hostal La Vitorina que se mantienen a la espera de que llegue el intercambiador de placas que se le ha de instalar. Hacia el centro de la ciudad, las comunidades de Puerta de Nájera también esperan su servicio de calefacción en las próximas semanas. Debido a la magnitud de la obra, el servicio irá abriéndose por tramos, según vaya ejecutándose el trabajo de campo, hasta cubrir la demanda de la veintena de edificios públicos y  las cerca de 2.000 viviendas que se han adherido. Los primeros edificios públicos que recibirán calor con biomasa serán el Hospital Virgen de El Mirón, el colegio público Fuente del Rey y La Escuela Hogar, además de negocios privados y comunidades de vecinos adheridos en la zona.

 

El consumo previsto del conjunto de la Red es de 28.000.000 kWh anuales y 8.500 toneladas de astilla al año. Soria reducirá sus emisiones de CO2 a la atmósfera en 7.850 toneladas anuales. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 15 empleos directos; la construcción de la central, la apertura de calles y la conexión de las salas de calderas generarán 30 puestos de trabajo indirectos. 

 

 

Artículos relacionados: La Red de Calor con Biomasa de Soria - RETEMA Especial Bioenergía 2014. Leer.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.