La Junta de Castilla y León da luz verde al desarrollo del nuevo Centro de Tratamiento de Residuos de Abajas


151

01/07/2014
Fuente:

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha dado luz verde al proyecto para construir un nuevo Centro de Tratamiento de Residuos no peligrosos en la localidad de Abajas en Burgos. Los promotores del proyecto pretenden destinar más de 23 millones de euros y se estima crear unos 89 empleos y, 55 más durante construcción. La planta tendrá capacidad para tratar 220 tipos de residuos no peligrosos de la industria agroalimentaria, madera, textil, metalúrgica, auxiliar de la automoción, papel y artes gráficas, química y gestores autorizados de residuos.

 

La planta la promueve la empresa Servicio Integral de Fracciones Industriales S.L., y con ella se pretende gestionar adecuadamente los residuos industriales no peligrosos para minimizar los impactos ambientales, mediante su reutilización, reciclaje, valorización y si no es posible otro tratamiento, su eliminación en un depósito controlado con todas las garantías medioambientales mediante la normativa europea de tratamiento de residuos.

 

 

El proyecto

 

La planta tendrá una capacidad de tratamiento de 86.200 toneladas al año y se ubicará en el municipio de Abajas. Podrá tratar unas 220 tipologías diferentes de residuos de acuerdo con el catálogo europeo de residuos estableciendo en el proyecto la operación de tratamiento o gestión que se le va a dar de acuerdo a las características del residuo y las posibilidades técnicas del centro estableciendo para ello 11 áreas de tratamiento o gestión.

 

Los sectores económicos que podrán contar con los servicios del centro de Abajas son: la industria agroalimentaria y de producción de bebidas, la industria de la madera y sus transformados, la industria textil, el sector metalúrgico y la fabricación de bienes de equipo y productos metálicos, la industria auxiliar de la automoción, la industria auxiliar de la automoción, la industrial del papel, la edición y las artes gráficas, la industria química y los gestores autorizados de residuos.

 

La inversión prevista asciende a 23.298.356 euros y estima la creación de 144 empleos en total (55 en el proceso de construcción y 89 relacionados con la actividad de la planta). De los 89 empleos que se estiman generar, una vez concluido, 39 empleos serán directos y 55 indirectos, destacando el importante papel de las empresas auxiliares demandantes de este tipo de servicios.

 

La importancia de este proyecto regional radica en que cubrirá las necesidades del eje Burgos-Soria y, de todo el noreste de Castilla y León favoreciendo la competitividad de las empresas reduciendo los costes de gestión de residuos e impulsando la imagen ambiental de las empresas y el desarrollo sostenible.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.