La presidencia holandesa de la UE insta a los Estados a realizar medidas más restrictivas sobre emisiones


1747


Autora del artículo: Alexandra Farbiarz Mas • LinkedIn • Email • Terraqui


La contaminación atmosférica produce anualmente en la UE 430.000 muertes prematuras y representa el mayor riesgo ambiental individual para la salud, reduciendo la esperanza de vida de las personas. Contribuye a la aparición de enfermedades graves como afecciones cardíacas, problemas respiratorios y cáncer. Es por ello que la presidencia europea ha abierto negociaciones para discutir la revisión de los límites nacionales de emisión de la Directiva NEC.

Las últimas semanas, la Comisión, el Consejo y los representantes del Parlamento Europeo han estado debatiendo la revisión de los límites nacionales de la Directiva 2001/81/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2001, sobre techos nacionales de emisión de determinados contaminantes atmosféricos (de ahora en adelante Directiva NEC)

Esta Directiva tiene como objetivo: “limitar las emisiones de contaminantes acidificantes y eutrofizantes y de precursores de ozono para reforzar la protección en la Comunidad del medio ambiente y de la salud humana frente a los riesgos de los efectos nocivos de la acidificación, la eutrofización del suelo y el ozono en la baja atmósfera, y avanzar hacia el objetivo a largo plazo de no superar las cargas y los niveles críticos y de proteger de forma eficaz a toda la población frente a los riesgos conocidos para la salud que se derivan de la contaminación atmosférica mediante la fijación de techos nacionales de emisión, tomando como referencia los años 2010 y 2020, y procediendo a revisiones sucesivas, como se establece en los artículos 4 y 10.”

Recordemos que el año pasado la Agencia Europea de Medio ambiente publicó un informe sobre el impacto de los distintos contaminantes atmosféricos sobre las personas y los ecosistemas. Los contaminantes más estudiados fueron las partículas en suspensión, el ozono, el dióxido de nitrógeno, el benzo(a)pireno, el dióxido de azufre, el monóxido de carbono, los metales tóxicos y el benceno.

A esta lista de contaminantes, la presidencia europea también ha añadido poner especial atención a la reducción del amoníaco.

Las principales fuentes de contaminación atmosférica producidas por el hombre provienen de:

• el consumo de combustibles fósiles para la generación de electricidad, el transporte, la industria y los hogares;
• los procesos industriales y el uso de disolventes, por ejemplo en las industrias químicas y minerales;
• la agricultura

En este contexto, países con altos índices de contaminación atmosférica tales como Francia, Alemania o el Reino Unido, respaldan los objetivos para la reducir las emisiones mediante la adopción de medidas que fueron propuestas por el Consejo en diciembre del año pasado.

Tanto la Comisión como el Parlamento Europeo proponen objetivos importantes para reducir las muertes prematuras debidas al amoniaco y a las partículas para alcanzar un 52% de reducción de los mismos para el 2030, mientras que el Consejo propone unas condiciones algo menos restrictivas. La presidencia holandesa está trabajando para que las 3 partes alcancen un acuerdo.

Sin embargo, el punto de mayor discrepancia entre el Consejo y el Parlamento Europeo es sobre la decisión de si los objetivos marcados deberían ser vinculantes o no. Ambos organismos están de acuerdo en que los compromisos de reducción de emisiones deben ser obligatorios para el 2030. Sin embargo, divergen sobre si los objetivos vinculantes deben aplicarse en 2025, que es la postura del Parlamento Europeo, o no, según la opinión del Consejo.

La próxima tanda de reuniones entre el Consejo, la Comisión y el Parlamento Europeo sobre la revisión de los límites de contaminación de la Directiva NEC están previstas para este mes o principios de junio.

Tags: Terraqui.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.