La próxima semana comenzarán los trabajos de puesta en marcha de la línea de lodos de la EDAR de Lagares


235

12/06/2014
Archivado en: Agua , Otros , España

La sociedad estatal Acuaes ha celebrado la Comisión de Seguimiento de las obras que integran el proyecto de mejora del Saneamiento de Vigo: la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Lagares, el nuevo emisario submarino y la subestación eléctrica. En el encuentro han estado presentes la directora territorial de la zona 1 de Acuaes Isabel Pérez-Espinosa; el director de Infraestructuras de Acuaes, Juan José Gil Barco; el director de Augas de Galicia, Francisco Menéndez, y el concejal de Fomento y Transporte del Ayuntamiento de Vigo, David Regades.

 

En el transcurso de la reunión se ha informado del desarrollo de las obras, que tienen como objetivo el tratamiento de las aguas residuales conducidas por la red de colectores y evitar los alivios directos a la desembocadura del río Lagares. De esta forma, la nueva EDAR tendrá una capacidad de tratamiento de hasta 12 m³/s y beneficiará a una población de 800.000 habitantes-equivalentes (año horizonte 2042).

 

A lo largo de la próxima semana comenzarán los trabajos de puesta en marcha de la línea de lodos, al tiempo que se avanza en las labores de demolición de la antigua instalación con el propósito de liberar el espacio necesario para la construcción de la nueva depuradora. 

 

Los trabajos de construcción de la línea de agua de la nueva EDAR se desarrollan según el plazo previsto, centrándose en la ejecución de la zona de biofiltración y del nuevo tratamiento terciario que permitirá albergar los equipos de desinfección de la futura instalación.

 

El 21 de febrero comenzaron las obras del emisario submarino, que consta de dos tramos: el primero, terrestre, con una longitud de 776 metros, y el segundo, submarino, de 3.016 metros de longitud.

 

El nuevo emisario conducirá el efluente de la EDAR a una cámara de carga situada en el recinto de depuradora, dotada de un sistema de bombeo que entrará en funcionamiento de un modo programado según la combinación de valores del caudal y las cotas de marea.

 

Las obras se centran actualmente en la ejecución de la citada cámara de carga y el pozo de ataque de Samil.

 

En relación a la subestación eléctrica, está previsto que durante este mes de junio concluya el proceso de redacción del proyecto que servirá de base para la licitación de los trabajos necesarios para la construcción de una nueva línea de alta tensión (132 Kv).

 

La inversión prevista de toda la actuación alcanza los 229,9 millones de euros, que serán cofinanciados por el MAGRAMA, a través de Acuaes y el Fondo de Cohesión de la Unión Europea, la Xunta de Galicia y el Concello de Vigo.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.