La Universidad de Salamanca desarrolla un mapa de calidad de las aguas en 19 municipios salmantinos

El CIDTA de la Universidad de Salamanca comprueba la buena calidad de los ríos de la provincia, pero alerta sobre la contaminación que sufren al pasar por núcleos de población

Puntos de estudio de aguas en la provincia de Salamanca. Imagen: CIDTA


2115


El Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua (CIDTA) de la Universidad de Salamanca ha elaborado un mapa de calidad de las aguas en 19 municipios salmantinos. Los resultados de este trabajo han sido presentados en la Diputación de Salamanca, entidad que ha impulsado esta investigación con el objetivo de reducir el riesgo de contaminación por aguas residuales.

Manuel García Roig, director del CIDTA, ha explicado que la calidad de las aguas es buena en los siete ríos estudiados: Tormes, Águeda, Yeltes, Tajo, Alagón, Camaces y Huebra. Sin embargo, esta calidad disminuye tras pasar por los núcleos de población, aunque nuevamente la capacidad de dilución de los cauces naturales disipa la contaminación que se deriva de la acción del ser humano.

Las principales amenazas son los restos de detergentes y plaguicidas, pero también otras relacionadas con la naturaleza geológica de la cuenca. Muchos municipios carecen de infraestructuras de depuración de aguas o tienen sistemas obsoletos. Además, hay zonas industriales que realizan vertidos sin tratamiento previo de las aguas residuales y algunas localidades carecen de reglamentación al respecto.

Según la información recogida por DiCYT, para el desarrollo del estudio se han llevado a cabo estudios de los usos y gestión del agua que incluyen dichas sobre información socioeconómica; se han evaluado los vertidos de aguas residuales recogiendo muestras; y se ha estudiado el estado general de las masas de agua superficiales de los cauces, con análisis físico-químicos y de calidad biológica, por ejemplo, midiendo la presencia de fitoplancton.

Las localidades incluidas en el estudio han sido: Vitigudino, Barruecopardo, Aldeadávila de la Rivera, Trabanca, Villarino, La Fregeneda, Hinojosa, Lumbrales, Villavieja de Yeltes, La Fuente de San Esteban, El Cubo de Don Sancho, Gallegos de Argañán, Fuentes de Oñoro, Ciudad Rodrigo, Martiago, Fuenteguinaldo, Robleda, Tamames, Sotoserrano.

De estos municipios, 18 vierten a diferentes cauces que son afluentes del Río Duero, por lo que están bajo la gestión y protección de la Confederación Hidrográfica del Duero, mientras que una localidad, Sotoserrano, vierte al río Alagón, que es afluente del Tajo.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.