Los metales presentes en la descontaminación de Flix no conllevan riesgo para la población ni para los regadíos


222

26/05/2015
Archivado en: Agua , Otros , España

La descontaminación del pantano de Flix ha provocado un incremento de la concentración en el agua de algunos metales, sin riesgo para la población ni para los regadíos. Un grupo de investigadores del Laboratorio de Toxicología y Salud Ambiental, TecnATox, de la Universidad Rovira i Virgili han llevado a cabo este trabajo que han publicado en la revista científica "Biological Trace Element Research". Han analizado el agua destinada al consumo, de los ríos, y también han analizado las concentraciones de metales en el suelo.

 

Investigar el impacto ambiental y los riesgos para la salud de los humanos asociados a la exposición de metales antes y después de iniciar el proceso de descontaminación de la toma de Flix. Éste ha sido el objetivo del trabajo “Environmental concentrations of Metals in the Catalan Stretch of the Ebro River: Assessment of Tenporal Trends” que un grupo de investigadores del Laboratorio de Toxicología y Salud Ambiental, TecnATox, ha publicado en la revista científica Biological trace Elemento Research. La toma de muestras para los análisis se hizo desde Mequinenza hasta el Delta y los municipios donde se tomaron muestras del agua de los grifos han sido Ribarroja de Ebro, Flix, Ascó, Garcia, Mora de Ebro, Benifallet, Xerta, Tortosa, Amposta y Deltebre.

 

Han evaluado los riesgos para la población a través de la ingesta, del contacto dérmico y por inhalación. Respecto a los estudios que habían llevado a cabo antes de iniciar el proceso de descontaminación del pantano de Flix, han encontrado un incremento de la concentración de los metales en las aguas de consumo y en las de los ríos, y con una mayor concentración han encontrado el cromo, un hecho que los investigadores atribuyen al movimiento de lodos del proceso de descontaminación. Cuando se ha realizado la evaluación de riesgo, se ha visto que, a pesar de este incremento observado en el agua, los niveles de exposición no llegan a suponer un riesgo para la salud.

 

En los análisis no han encontrado mercurio, ni antes ni después del movimiento de lodos. Se vieron importantes diferencias en los niveles de manganeso con una concentración más alta en el agua de los ríos que los del agua potable, algo normal ya que el agua de bebida ha pasado por un proceso de potabilización. Si bien las concentraciones de todos los metales analizados en el suelo mostraron una tendencia a la disminución, las reducciones sólo fueron significativas en el caso del níquel.

 

Con los resultados del trabajo los investigadores apuntan a que no aparece ningún indicador que suponga un riesgo para la salud, ya que los índices de concentración de metales están por debajo de los máximos recomendados por la legislación española y por eso concluyen que no hay ningún peligro para a la población, ni a través del agua de ingesta ni a través de los regadíos. El cociente de peligro de todos los elementos estaba por debajo de lo que se considera el umbral de seguridad. Para los riesgos cancerígenos, encontraron valores inferiores a 10 (-5), que ha sido definida como el exceso máximo recomendado de riesgo de cáncer de acuerdo con la legislación española. La única excepción fue la exposición al arsénico mediante el suelo y el agua potable. En todos los trabajos que ha hecho este grupo en esta zona se ha observado que los niveles de arsénico son elevados y lo atribuyen más a una contaminación natural que a una de antropogénica, por tanto no lo atribuyen a los lodos del pantano Flix. Los resultados actuales indican la necesidad de realizar una evaluación continua de los niveles de metales no sólo en las aguas del río, sino también en el agua potable para asegurar la inocuidad del proceso de descontaminación para la salud de la población que vive río abajo la toma de Flix.

 

En el trabajo que se llevó a cabo durante 2014 se analizaron las concentraciones de metales de arsénico, cadmio, cobre, cromo manganeso, níquel, mercurio y plomo en muestras de agua potable, agua de río y en los suelos recogidos en el tramo catalán del río Ebro. Los resultados de los análisis hechos una vez iniciado el proceso de descontaminación de la toma de Flix se han comparado con los estudios anteriores realizados en la misma zona.

 

Referencia bibliográfica:  Biol Trace Elem Res. 2015 Feb;163(1-2):48-57. doi: 10.1007/s12011-014-0140-3. Epub 2014 Oct 7. “Environmental concentrations of metals in the catalan stretch of the ebro river, Spain: assessment of temporal trends” Vilavert L , Sisteré C, Schuhmacher M, Nadal M, Domingo JL.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.