Más de 60 empresas andaluzas renuevan su compromiso para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero


163


Un total de 61 empresas establecidas en Andalucía han renovado su adhesión al Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE), en un acto presidido por la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, en Sevilla y al que han asistido responsables de estas firmas. Gracias a esta iniciativa, estas empresas se comprometen a participar activamente en la lucha contra el cambio climático, reduciendo de forma voluntaria las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

 

Durante su intervención, la consejera ha asegurado que este fenómeno global es "uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la humanidad, con consecuencias no sólo ambientales, sino también económicas, sociales, tecnológicas y políticas". Por ello, la Consejería trabaja en la elaboración de una Ley de Cambio Climático de Andalucía, con la que se pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los sectores considerados difusos e incrementar la superficie de los denominados sumideros naturales de CO2.

 

En este sentido, la titular de Medio Ambiente ha destacado la alta participación ciudadana en el proceso de redacción de este documento, que ha sido sometido durante dos meses a información pública y que ha recibido casi 300 alegaciones provenientes de colectivos tan diversos como organizaciones ecologistas, empresas o colegios profesionales.

 

En opinión de Serrano, "esta norma fijará también un máximo de emisiones para el año 2020 cuyo límite estará en 4,28 toneladas de CO2 por habitante y año para las emisiones difusas, es decir, se persigue "reducir los niveles de emisión hasta los de 2005".

 

 

Régimen obligatorio

 

Según la consejera, esta Ley permitirá además avanzar en el Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE) hasta ahora voluntario y, que con esta normativa, dispondrá de un régimen obligatorio para las personas físicas o jurídicas que realicen actividades de gran consumo energético, que excedan los valores de referencia establecidos. De esta manera, las empresas más contaminantes tendrán la obligación de auditar sus emisiones y de compensar, en el caso de que se produzca, el exceso de contaminación.

 

Para ello, realizarán los denominados 'Proyectos de compensación', dirigidos a reforzar la capacidad de los bosques andaluces para absorber el carbono y actuar como sumideros naturales. En ellos se incluyen también trabajos de conservación o creación de humedales y de aumento del contenido en materia orgánica del suelo mediante la agricultura y la silvicultura.

 

Cabe destacar que Andalucía redujo sus emisiones totales de gases de efecto invernadero en 2012 con respecto a 2004 en unos 8,2 millones de toneladas, lo que supone una disminución de un 19%. Así, en 2012 un andaluz emitió al año un 15% de CO2 menos que un español y un 32% menos que un ciudadano de la Unión Europea.

 

El Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones, promovido en 2009 por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, es una plataforma pionera en España que permite a las empresas que no están obligadas a acudir al Régimen de Comercio de Derechos de Emisión participar de forma voluntaria en la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.