No separar los residuos le cuesta 3,5 millones de euros al año a Las Palmas de Gran Canaria

El municipio genera cada año 145.994 toneladas de residuos urbanos y sólo el 8,32% de esa cantidad se separa por los ciudadanos para enviarlas a los contenedores específicos de reciclaje


1636


El Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha alertado hoy, de los “costes económicos y medioambientales” que afronta el municipio capitalino ante la práctica generalizada de mezclar todos los residuos en los contenedores de basura orgánica, en lugar de separar en vidrio, cartón y papel, o plástico para reciclar. “Para nosotros, las administraciones públicas, es fundamental transmitir a la opinión pública el mensaje de que toda la basura que se tira en los contenedores grises (orgánica) le cuesta a la ciudad 3,5 millones de euros, al año, mientras que lo que se tira en los contenedores verdes, azules o amarillos no le cuesta un solo euro ni al municipio ni al ciudadano, porque el reciclaje de estos residuos se financia con una tasa integrada de gestión que se cobra a los fabricantes de envases”, explicó Hidalgo.

El regidor capitalino y la concejala de Sostenibilidad, Pilar Álvarez, recorrieron hoy las instalaciones del Ecoparque Norte de Gran Canaria, situado en el barrio de Salto del Negro, invitados por el consejero insular de Medio Ambiente, Juan Manuel Brito. Durante el recorrido por el mismo, el alcalde y la concejala pudieron observar las nuevas plantas de tratamiento de residuos, así como las que aún están en construcción, de un complejo que recoge los residuos de todos los municipios del norte de Gran Canaria. Brito explicó que Las Palmas de Gran Canaria es, con diferencia, el municipio que más residuos sin separar vierte en este Ecoparque Norte, ya que la capital el año pasado evacuó en el mismo 133.800 toneladas de las 197.000 que se recibieron en total de toda la comarca norte de Gran Canaria.

Hidalgo destacó el “trabajo ingente” que está desarrollando el Cabildo para convertir el antiguo vertedero municipal en un moderno complejo medioambiental. “Yo visité estas instalaciones hace dos años, cuando empezó a gestionarlas el Cabildo, y han progresado con una transformación impresionante”, señaló el alcalde, “han evolucionado de lo que era un vertedero con problemas legales, a un auténtico complejo medioambiental de primer orden en el que su principal motivación es el reciclaje, que es a donde tenemos que caminar todos, como administración y como sociedad”.

Por su parte, la concejala de Sostenibilidad recordó las cifras que el Servicio Municipal de Limpieza maneja de la retirada de residuos en la ciudad y que denotan la tendencia masiva a mezclar residuos y no optar por la separación de los desechos por contenedores para su posterior reciclaje. De esta forma, de las 145.994 toneladas de residuos urbanos recogidos de las calles de la capital el año pasado, sólo 12.150 toneladas se separaron previamente para ser recicladas, un 8,32% del total.

“En la recogida y tratamiento de residuos urbanos este gobierno municipal quiere ser transparente porque es fundamental que la ciudadanía comprenda cuántos recursos del Servicio Municipal de Limpieza, y del Ayuntamiento, se dedican a pagar el tratamiento de la basura no separada en un complejo medioambiental como este”, comentó Pilar Álvarez, “queremos que los ciudadanos sepan que, al separar sus residuos para reciclar, están generando un ahorro a todo el municipio y que ese dinero que nos ahorramos en tratamiento de basura se puede emplear en otras necesidades básicas como asuntos sociales, sanidad o educación”.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.