Proyecto NIREA, recuperando el valor de los residuos electrónicos sin reactivos químicos ni tratamientos térmicos


346


El Centro Tecnológico GAIKER-IK4 participa en el proyecto europeo NIREA cuyo principal objetivo es recuperar el máximo valor de los residuos de las tarjetas de circuitos impresos de manera eficiente, empleando un proceso de recuperación de materiales innovador, amigable con el medio ambiente, de bajo coste y altamente flexible.

 

Cada año aumenta el número de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que se generan en el mundo y gran parte de estos desechos acaban en vertederos en donde el plomo u otros tóxicos que contienen contaminan suelos y aguas. Asimismo, los dispositivos electrónicos contienen componentes valiosos (oro, plata, aluminio o cobre) que cuando se extraen directamente de fuentes minerales primarias generan gran cantidad de desechos y producen un elevado consumo de energía, generando un gran impacto en el medio ambiente. Por ello es de gran interés recuperarlos y reintroducirlos al ciclo productivo.

 

Para minimizar dicho impacto ambiental, actualmente ya existen diferentes técnicas de reciclaje de residuos electrónicos, pero éstas son de elevado coste, requieren del uso de mucha energía y tienen limitada capacidad para el tratamiento de las tarjetas de circuitos impresos.

 

En este contexto surge el proyecto europeo NIREA, que implementará un proceso innovador de recuperación de materiales exclusivamente mecánico —no utiliza reactivos químicos ni tratamientos térmicos. Este modelo, desarrollado a día de hoy a pequeña escala (100 kg/día), tiene la ventaja de adaptarse a los diferentes materiales metálicos que pueden estar presentes en la composición de los residuos a tratar, para así maximizar la recuperación de dichos materiales.

 

Con el fin de dar una solución ecoeficiente a las toneladas de desechos electrónicos que se generan anualmente, el proyecto NIREA empleando una estrategia de ecodiseño orientada a “residuo cero” escalará este proceso a nivel industrial y creará la primera planta piloto eco-eficiente con capacidad de tratamiento de hasta 5 t/día.

 

Financiada por la Comisión Europea dentro del VII Programa Marco, esta investigación, que finalizará a principios de 2016, cuenta con la participación de 4 socios: las empresas Bigarren Bizi (FR), IVEA (FR) y Bostlan (ES) y el propio Centro Tecnológico GAIKER-IK4.

 

La labor de GAIKER-IK4 dentro de esta investigación será estudiar el proceso de recuperación de los residuos de tarjetas de circuitos impresos y crear la mejor configuración posible de cada canal de reciclaje desde una perspectiva global del ciclo de vida, para así lograr minimizar el impacto ambiental de este innovador proceso. Por otro lado, la función de la empresa Bigarren Bizi, líder del proyecto, será la de proveedor tecnológico, IVEA se encargará de la caracterización analítica y BOSTLAN se encargará de buscar diferentes aplicaciones a los metales recuperados. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.